• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

MARN presenta informe de impacto de oleaje extremo a alcaldes de la zona costera del país

 

 

 

 

El oleaje extremo que afectó la zona costera del país a principios de mayo ha sido el de mayor magnitud en ocho años, según los registros. Las olas alcanzaron una altura de 2.7 metros e ingresaron a más de 75 metros en tierra firme.

La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl, presentó esta mañana a los alcaldes de 29 municipios costeros el informe de “Evaluación del impacto ocasionado por el fuerte oleaje”, que se registró del 2 al 4 de mayo pasados.
Este oleaje ocasionó más afectaciones que las observadas otros años, con énfasis en las zonas paracentral y occidental del territorio, debido a que las olas fueron rápidas y altas simultáneamente, alcanzando velocidades de entre 50 y 70 kilómetros por hora y altura de entre 2 y 3 metros.
En cuanto a su impacto en la costa salvadoreña, la altura de la inundación fue mayor a 1.5 metros en la zona de la península de San Juan del Gozo, en Usulután; estero Garita Palmera, en Ahuachapán; Puerto de La Libertad, El Pimental, en La Paz; El Cuco, en San Miguel.
La distancia de inundación provocada por este oleaje afectó con una distancia mayor a 75 metros principalmente a los esteros Garita Palmera y Barra de Santiago, en Ahuachapán; Acajutla y Metalío, en Sonsonate; El Majahual, en La Libertad; El Pimental y La Puntilla, La Paz; isla de Montecristo e isla de Méndez, en Usulután.
Eventos de oleaje extremo de este tipo se han observado en promedio tres por año en nuestras costas; sin embargo, las olas más altas arribaban uno o dos días después de que llegaban las más rápidas, por lo el oleaje no causaba impactos tan severos como el de principios de mayo.
El informe incluye recomendaciones para la construcción de infraestructura en el mar o en la línea de costa, las cuales son tomadas en cuenta por el MARN en la evaluación ambiental de proyectos, y que podrían ser retomadas por las municipalidades en instrumentos como ordenanzas municipales.
La infraestructura en el mar, como los muelles pesqueros de La Libertad y Acajutla, resultó severamente afectada debido a que en su diseño no se consideró elementos de protección, como rompeolas, ante la ocurrencia de eventos extremos de fenómenos oceanográficos (marea, oleaje y corriente).
Asimismo, la infraestructura en línea de costa, como viviendas y negocios permanentes y temporales, sufrió daños debido a que las construcciones se han hecho sobre las dunas de playas, las cuales son inundadas cuando ocurren eventos extremos de fenómenos oceanográficos. A ello se suma que estas construcciones modifican el balance del transporte de sedimentos incrementando la erosión – acreción a lo largo de las playas.
Entre los aspectos que se sugiere tomar en cuenta están realizar evaluación del riesgo considerando la ocurrencia de eventos extremos con diferentes períodos de retorno y realizar la evaluación ambiental considerando los impactos en el balance del transporte de sedimentos.
El informe es el resultado de seis recorridos de grupos de trabajo conformados por personal técnico de las diferentes direcciones MARN por los sitios más críticos de la costa, para determinar la altura de inundación y la distancia del ingreso de las olas a tierra firme.
Por otra parte, el MARN ha instalado pantallas de monitoreo, en tiempo real, en los 29 municipios de la zona costera del país, con información que se genera desde el Observatorio Ambiental como imagen de radares meteorológicos, mapas y gráficos de lluvia, susceptibilidad a deslizamientos, monitoreo sísmico; inundaciones, monitoreo de volcanes, monitoreo de las condiciones del mar, tsunamis, entre otra información, como herramienta en la toma de decisiones preventivas y en el trabajo operativo que realizan las instituciones.
Actualmente, el MARN emite pronósticos diarios, semanales, mensuales y en temporadas vacacionales de: oleaje extremo, mareas extraordinarias y corrientes de retorno. Esto es de mucha utilidad para pescadores, bañistas, surfistas y pobladores de la costa porque les permite tomar medidas preventivas para evitar posibles daños en infraestructuras, ahogamientos e inundaciones en sus viviendas. Estos informes están disponibles en la página electrónicawww.marn.gob.sv y son difundidos en redes sociales a través de @marn_oficial_sv

Sabías que…

Oleaje extremo en nuestras costas

El oleaje en nuestra costa es generado por las tormentas extratropicales del hemisferio Sur que se desplazan de Oeste a Este alrededor de los 45° Sur. En el Pacífico estas tormentas recorren una franja sobre las aguas del mar que les transfieren calor y humedad.
El oleaje, en su zona de generación, tiene velocidad entre 10 y 30 km/h y altura entre 6 y 12 m. Posteriormente se propaga en todo el Pacífico arribando a las costas con velocidad entre 40 y 70 km/h y altura entre 1 y 3 m. La dirección de propagación es del suroeste debido al efecto de la rotación de la tierra.
El pronóstico de oleaje extremo se realiza a partir del monitoreo diario de las características del oleaje (altura, periodo y dirección) en aguas con profundidad mayor a 200 metros. A medida que avanza el tren de olas a la línea de costa la profundidad disminuye, reduciendo su velocidad y aumentando su altura, por lo que en la zona de rompiente la altura llega a ser el doble que la registrada en aguas profundas.
El ecosistema playa está conformado por tres superficies: fondo marino de la zona de espuma; cara, inundada permanentemente por marea y oleaje; berma, inundada ocasionalmente por eventos extremos de marea y oleaje.
PRONÓSTICO PARA SÁBADO 6 y DOMINGO 7 DE JUNIO

Para este fin de semana se espera un oleaje incrementado producto de la combinación de varias tormentas extratropicales. Preliminarmente, se esperan olas de hasta 2.4 metros de altura con velocidades de 50 kilómetros por hora frente al Puerto de La Libertad.

Se recomienda estar atentos a la información que el MARN emita.

Comentar