• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

MARN presenta Estrategia Nacional de Cambio Climático

En los últimos años, el cambio climático nos ha mostrado un rostro trágico. Lluvias extremas han provocado deslizamientos, desbordamientos de ríos, inundaciones y muchísimo sufri-miento humano. También tuvimos enormes pérdidas económicas por daños a puentes, carre-teras, viviendas y cosechas.

San Salvador, 22 de abril de 2013. En el marco de la celebración del Día de la Tierra, que este año tiene como lema “el rostro del cambio climático”, este día el Ministerio de Medio Ambien-te y Recursos Naturales (MARN), oficializó la primera Estrategia Nacional de Cambio Climá-tico.

La Estrategia Nacional de Cambio Climático, propone realizar las inversiones críticas y desa-rrollar los mecanismos financieros e institucionales para reducir el impacto humano y económico del impacto climático.

La propuesta se concentra en tres ejes: 1) Mecanismos para enfrentar pérdidas y daños re-currentes por el cambio climático 2) Adaptación al cambio climático y 3) Mitigación del cam-bio climático con co-beneficios (ver cuadro adjunto)
Cada uno de estos ejes se desglosan en acciones específicas sobre temas críticos, la sensi-bilización, la educación y formación, la investigación, la tecnología y el financiamiento (ver cuadro adjunto.

El titular del MARN, Herman Rosa Chávez considera que más allá de los eventos climáticos de alto impacto, la temperatura promedio en nuestro país aumentó 1.3 grados centígrados en las últimas seis décadas y se esperan incrementos de entre 2 y 3 grados adicionales en las próximas décadas.

Según la autoridad de Ambiente, el aumento de la temperatura, junto a los cambios en los patrones de lluvia, tiene implicaciones serias para la disponibilidad del agua, la agricultura, la seguridad alimentaria, la salud y otros ámbitos esenciales para el desarrollo económico y el bienestar de la población de nuestro país.

El nivel del mar también está aumentando, así como la intensidad de oleajes extremos y de la erosión y sedimentación a lo largo del litoral”, agregó Chávez, esta dinámica debe tomarse en cuenta a la hora de pensar las inversiones y gestionar los recursos naturales en la franja costera si se quiere evitar mayores daños y pérdidas en el futuro.

El ordenamiento costero y del desarrollo urbano, de acuerdo a la Estrategia, es un aspecto crítico en la adaptación al cambio climático, al igual que las estrategias sectoriales de adap-tación, y la restauración masiva de ecosistemas críticos y paisaje rurales.
Finalmente, la Estrategia ofrece orientaciones para reducir del crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero para mitigar el cambio climático, bajo una lógica que nos permita cosechar otros beneficios.

La Estrategia Nacional de Cambio Climático será la base para la construcción del Plan Na-cional de Cambio Climático, tal como lo exige la reforma a la Ley del Medio Ambiente vigente desde Noviembre 2012.

El evento fue precedido por titulares del MARN, Herman Rosa Chávez y la Viceministra Lina Pohl, el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez  el Ministro de Agricultura y Ganadería, Pablo Alcides Ochoa, el Viceministro de Hacienda, Roberto de Jesús Solórzano, la diputada Lourdes Palacios en representación de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa y el rector de la Universidad de El Salvador Mario Roberto Nieto Lovo.

EJE 1. Mecanismos para enfrentar pérdidas y daños recurrentes por el cambio climático:

a)      Inversiones críticas: a fin de reducir las pérdidas de daños por eventos climáticos extremos que protejan a la población y aumenten la resiliencia de la infraestructura productiva que tenga probabi-lidad de sufrir afectaciones graves.
b)      Retención y transferencia de riesgos: para responder eficazmente a las pérdidas a pérdidas y daños.
c)      Participación efectiva en negociaciones internacionales: para asegurar que los arreglos insti-tucionales y operativos que se establezcan a nivel internacional, apoyen los mecanismos naciona-les mediante un financiamiento adecuado de carácter no reembolsable.

EJE 2. Adaptación al cambio climático:

a)      Estrategias sectoriales de adaptación: que permitan acciones prioritarias para la adaptación del cambio climático en los sectores del recurso hídrico, agricultura, infraestructura vial y salud.
b)      Restauración de ecosistemas críticos y paisajes rurales: Avanzar en el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP) para revertir la degradación ambiental y aumentar de manera significativa la cobertura vegetal. Esto se logrará  a través del establecimiento de sistemas de producción agrícola resiliente al clima y amigable con la biodiversidad, lo cual será posible con la expansión de la agroforestería, la conservación de suelo y agua, el uso reducido de agroquímicos, el mejoramiento de pastizales y la estabulación del ganado.
c)      Ordenamiento urbano y costero: El ordenamiento en la franja costera es imprescindible para lo-grar reducir los riesgos y avanzar a la adaptación del cambio climático. La expansión de los nú-cleos urbanos sobre zonas de infiltración de agua-susceptibles a deslizamientos o no aptas para ese uso- incrementan los riesgos de inundación y reducen la provisión local del agua.

EJE 3. Programa de prioridades nacionales de mitigación con co-beneficios:

a)       El Salvador debe de asegurar que sus acciones de mitigación al CC llevan aparejados otros beneficios sociales, económicos o de adaptación. Para ellos es necesario formular un programa de prioridades de mitigación asociado a las agendas de desarrollo económico y social del país, como por ejemplo: El Sistema Integrado de Transporte Metropolitano (SITRAMSS), la modernización de las señales luminosas entre otros proyectos de reducción de emisiones.
b)      Desarrollo urbano bajo en carbono: Con esto se busca desacelerar las emisiones de gases de efecto invernadero para mejorar la competitividad económica de los núcleos urbanos y reducirá la incidencia de las enfermedades asociadas a la contaminación y al fenómeno de  islas de calor en las ciudades para mejorar el confort urbano.
c)      Trayectorias de crecimiento económico bajas en carbono: El Salvador no puede asumir com-promisos vinculantes de reducción del crecimiento de sus emisiones si no tiene claro las posibles trayectorias de su crecimientos económico y si no tiene conocimiento del potencial de mitigación que existe en los distintos sectores económicos.

Deja un comentario