• IVA S. A de C.V
  • El Pais El Salvador

MARN prepara lineamientos para el manejo sostenible de la Barra de Santiago

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) inicio la elaboración de los lineamientos para el manejo sostenible del Sitio Ramsar Complejo Barra de Santiago, en Ahuachapán.

Los lineamientos plasmarán de manera detallada las acciones que se requieren para prevenir, mitigar, controlar, compensar y corregir los posibles efectos o impactos ambientales negativos causados por el desarrollo de un proyecto, obra o actividad en las 11 mil 519 hectáreas que conforman ese sitio Ramsar.

La semana pasada, técnicos y guardarrecursos del MARN recorrieron parte de la franja de playa arenosa y  los canales de agua dulce y salada donde crece el bosque salado de mangle, para verificar el total de estructuras en la zona (ranchos, viviendas y centros de recreación) y las que están por construirse.

El barrido que se está haciendo de la zona partió desde la carretera El Litoral en dirección sur hacia el mar y comprenderá una extensión del 26 kilómetros de costa incluyendo el brazo de arena que se extiende a lo largo de más de 12 kilómetros, desde la bocana El Zapote hasta la bocana El Saite, y que forma una división natural entre el mar y un estero de agua dulce y un bosque salado.

El equipo de técnicos del MARN primero contabilizarán el total de estructuras en la zona (ranchos, viviendas y centros de recreación) y las que están por construirse; después, harán un análisis para determinar las características ecosistémicas de la playa como el tipo de dunas presentes, la vegetación existente y si son sitios de anidación de tortugas o de dormitorio de aves migratorias.

Con la información recolectada se establecerá una nueva normativa para el cuido del humedal y examinarán los posibles impactos ambientales producidos por la actividad humana en el lugar.  Los lineamientos incluirán también  planes de seguimiento, evaluación y monitoreo y los de contingencia. Adicionalmente, con este esfuerzo se determinarán las áreas más frágiles del humedal en donde no se debe autorizar obras de construcción.

Impactos a la vista

Durante el recorrido, los técnicos observaron que “la distancia de algunas construcciones con la línea de playa interfiere con la anidación de tortugas marinas. Todo eso genera un impacto”, explicó, Georgina Mariona, del área de Humedales.

Celina Dueñas, técnica de la Gerencia de Vida Silvestre del MARN, explicó que se hará una revisión del tipo de estructuras que se han construido y los cambios que han hecho las personas en la orilla de la playa. “Evaluaremos el tipo de luces que han colocado, la altura de las mismas y la distancia a la zona de anidación de tortugas, ya que pueden perturbar a los animales al desovar”, agregó.

En el caso de los canales al interior de la zona de manglar, se tomarán mediciones de velocidad del flujo de agua que entra y sale durante un ciclo de marea.

Según Jaime Espinoza, jefe de la Unidad de Humedales, se evaluará el movimiento del agua y cómo interactúan con los ranchos en la zona. “Si hay muchas edificaciones al interior de los canales, se modifican las corrientes de agua, barreras de arena o sedimento y otros materiales; afectando por consiguiente todo el ecosistema. Hay que proteger esta zona que es sitio Ramsar del país”, finalizó.

El MARN trabaja de manera paralela otros planes de manejo en el resto de sitios Ramsar, de importancia internacional, humedales y Áreas Naturales Protegidas (ANP) del país.

 

Comentar