• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Los inversores se refugian en el oro y presionan su valor al alza

La escalada de tensión política relacionada con Corea del Norte actúa en favor de los paraísos seguros. El precio del oro se incrementó el 2,6%, hasta los 1.286 dólares la onza, solo en 48 horas, el plena escalada de tensión entre EEUU y Corea del Norte los pasados 9 y 10 de agosto. Pero no era más que una pequeña muestra de lo que ha venido ocurriendo a lo largo del año.

“La situación geopolítica es un conocido comodín en el mercado de las materias primas y recibe atención mundial”, afirma Norbert Rüker, analista de Julius Baer.

Según las expectativas de la sociedad de inversión, las tensiones geopolíticas aportan tensión a los precios, pero al mismo tiempo defiende que esta será “un breve y temporal movimiento de activos hacía paraísos seguros, pero sin que tenga un impacto a largo plazo en el mercado”, señala Rüker.

Claro, que todo esto ocurre cuando el oro ya se ha revalorizado un 11,5% en dólares en lo que va de 2017. Algo parecido a lo que ha ocurrido con el petróleo. De hecho, es una tendencia en el mercado que los episodios de dólar bajista coincida con incrementos de las materias primas. También con otras monedas, como el euro. En el mercado de divisas, el euro se cambia con el dólar al 1,174, aunque viene de una relación de cambio mucho más alta: 1,054 euros por dólar al cierre del 2016. Es decir, que se ha revalorizado un 11,4% con respecto a la divisas norteamericana este año.

“Los inversores estadounidenses están comprando en Europa y necesitan euros. Además los expertos en divisas apuntan que el euro seguirá al alza por las elecciones en Alemania”, destaca Ángel Pérez, analista de del departamento de análisis de Renta 4 Banco. Defienden los expertos que los mercados ya han descontado la expectativa de subidas de tipos de interés en EEUU, que suele ir aparejada con un fortalecimiento de la moneda. En ese entorno el dólar tiende a subir. Y así ocurrió hasta primeros de este año.

“En este momento la expectativa de subida de tipos de interés acompañan al euro”, agrega Pérez, que justo ahora encara un periodo de subida de tipos. Razones técnicas El caso es que existen razones técnicas para que el oro mantenga su tendencia alcista, pero también las hay de fondo. Según Rafael Pampillón, profesor de IE Business School, el aumento del precio del oro se debe a un incremento de la demanda y a que la oferta es relativamente rígida.

“¿Por qué se está demandando más oro? Primero, porque se ha convertido en un valor seguro en momentos de incertidumbre como el actual de turbulencias financieras y volatilidades en los tipos de cambio. Frente a un dólar que pierde valor la compra de oro es una huida hacia la calidad. Así, los bancos centrales de muchas economías emergentes se están deshaciendo de dólares estadounidenses y comprando otros activos, como, por ejemplo, este metal. Se trata de una estrategia diversificadora e inteligente de sus reservas”, explica.

Además, ante posibles aumentos en la inflación, el oro proporciona una cobertura que blinda al inversor del deterioro que se puede producir en algunos activos financieros en situaciones inflacionistas. Si el dólar se deprecia como así ha venido ocurriendo, se convierte en un activo alternativo al dólar para inversores y bancos centrales. Y Pampillón agrega: “Si vamos hacia un tipo de patrón oro, como proponen algunos, los bancos centrales necesitarán comprar este metal para aumentar sus reservas de este metal y poder emitir así base monetaria”.

Teorías de la conspiración En los mercados circulan diferentes teorías sobre la situación actual de los metales preciosos. Entre ellas, cabe mencionar la teoría de la conspiración que se deriva del ‘Pacto de Shanghái’. Se trata de un pacto secreto en el G-20 para debilitar al ‘billete verde’ y calmar a los mercados financieros en la reunión que tuvo lugar en febrero de este año.

Aunque oficialmente no se anunció ningún acuerdo sobre las divisas en esa reunión, el rumor es que se acordó un plan de acción a puerta cerrada que ha provocado una caída del dólar tras la cita, lo que ha incentivado un rally en las bolsas mundiales y las materias primas. “Para cualquier teórico de las conspiraciones, todo está bastante claro”, ha señalado Chris Weston, estratega jefe de IG. “Hay un esfuerzo global y coordinado de los bancos centrales para debilitar al dólar, lo que ha provocado un proceso de menor riesgos en los mercados de crédito y de acciones”. “Un dólar más débil es una razón clave para que hayamos visto un rally del 24% en el petróleo WTI y del 20% en el Brent”, ha añadido este experto.

Por su parte, Joachim Fels, asesor en el fondo Pimco, ha descartado a Bloomberg la conspiración y apela a lógica: “Ha habido algún tipo de ‘Pacto de Shanghái’ para estabilizar el dólar frente a las grandes divisas a través de un política monetaria apropiada, no a través de una intervención”. Más transparencia en el mercado de los metales preciosos Entre los mercados mundiales de materias primas, el del oro siempre ha sufrido de una cierta falta de transparencia. Los datos de oferta y demanda están disponibles tan solo en base trimestral y la mayor parte de las operaciones se realizan ‘detrás del mostrador’ , por lo que es difícilmente trazable, destacan sociedades de inversión como Julius Baer. No obstante esta semana la London Bullion Market Association (LBMA), una asociación de profesionales del mercado que operan con oro y plata, ha añadido algo de transparencia al mercado tras dar a conocer los volúmenes de oro almacenados en sus cámaras. A finales de marzo del 2017, contaba con 7.749 toneladas de oro , de los cuales 5.080 toneladas pertenecen al Banco de Inglaterra, y alrededor de 1.500 toneladas de producto respaldado físicamente. Otras 1.170 toneladas están relacionadas con productos de inversión.

Productos negociados Una de las formas más habituales de invertir en oro son los denominados ETP (Productos Negociados en Bolsas) sobre oro, que están captando el mayor volumen de inversiones desde mayo del 2017 en las últimas semanas, mientras que los ETP sobre plata registran las mayores salidas desde julio del 2016. Los inversores han ampliado su exposición al metal precioso por un total de 64,7 millones de dólares solo en una semana.

El valor del oro se ha visto impulsado por la caída del dólar. “En ausencia de ‘shocks’, el oro se negociará alrededor de los niveles actuales hasta fin de año. Sin embargo, si tuviéramos alguno, el oro podría valorizarse aún más. Los inversores que recurren al oro reconociendo su carácter de activo de “cobertura”, lo adquieren con el fin de que sea un seguro de cartera. Mientras tanto en otros metales, los inversores han reducido su exposición”, describe Nitesh Shah, analista de materias primas de ETF Securities.

Fuente: eP/ El Periódico

Comentar