• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Líderes israelíes expresan pesar por la pérdida de vidas, a pesar del ataque premeditado



A pesar del ataque premeditado de extremistas pro-palestinos contra soldados israelíes el 31 de mayo a bordo del buque Mavi Mármara, en camino a Gaza, muchos líderes israelíes expresaron su pesar por la pérdida de vidas a consecuencia del incidente.[1]

Israel lamenta la pérdida de vidas”, dijo el Primer Ministro de Israel, Biniamin Netaniahu; el embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Leshno Yaar, declaró: “Las consecuencias de los eventos de ayer han sido trágicas y desafortunadas, e Israel lamenta cualquier pérdida de vidas”.[2]

Soldados israelíes abordaron el Mavi Mármara con la intención de cambiar el rumbo del buque a Ashdod, pero fueron atacados de inmediato por una multitud munida con cuchillos, barras de hierro y otras armas.[3] En los episodios de violencia, nueve soldados israelíes resultaron heridos, dos de ellos en estado crítico, y nueve ciudadanos turcos resultaron muertos. De los soldados israelíes heridos, tres permanecen hospitalizados, uno de ellos en grave estado.[4]

El domingo (6 de junio), el periódico turco de mayor circulación, Hurriyet, publicó fotos que confirman una investigación de la armada que reveló que los extremistas del buque Mavi Mármara trataban de secuestrar soldados israelíes.[5] Las fotos muestran a los soldados israelíes en manos de los extremistas de la flotilla, y uno parece estar inconsciente.[6]

Cuatro soldados israelíes que fueron llevados a la cubierta inferior presentan fracturas y heridas”, explicó Andre Abu Khalil, el camarógrafo de al-Jazeera TV, a la agencia de noticias Reuters, y añadió: “Los organizadores [de la flotilla] intercambiaron a los cuatro israelíes secuestrados, o tomados, por la gente del buque, y como habían recibido golpes de nuestra parte por su forma de resistencia, intercambiamos a los soldados israelíes [para poder] atender a nuestros heridos”.[7]

Declaraciones de líderes y funcionarios israelíes expresan pesar por la pérdida de vidas en el buque Mavi Mármara

Primer Ministro de Israel, Biniamin Netaniahu, 2 de junio de 2010:

Israel lamenta la pérdida de vidas, pero nunca pediremos disculpas por defendernos… No tenemos disputas ni enfrentamientos con la población de Gaza. Tenemos interés en permitirles continuar con su vida habitual”.[8]

Embajador de Israel ante la ONU, Leshno Yaar, 1 de junio de 2010:

 “Las consecuencias de los eventos de ayer han sido trágicas y desafortunadas, e Israel lamenta cualquier pérdida de vidas”.[9]

Declaraciones del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, 2 de junio de 2010:

Israel expresa su pesar por la pérdida de vidas humanas y está en contacto permanente con los representantes de diversos países y organizaciones internacionales, a fin de asegurar que los ciudadanos extranjeros retornen lo antes posible a sus países”.[10]

Embajador de Israel en los Estados Unidos, Michael Oren, 31 de mayo de 2010:

“Israel lamenta las lesiones en ambos lados de este trágico incidente, si bien la responsabilidad recae exclusivamente sobre el Hamás, organización terrorista internacionalmente reconocida, y sobre los participantes que organizaron la flotilla… Israel lamenta haber tenido que tomar estas decisiones difíciles y haber corrido el riesgo de causar lesiones… pero ante la opción de asumir esos riesgos o poner en peligro las vidas de sus ciudadanos, Israel no tenía alternativa”.[11]

Viceministro de Asuntos Exteriores de Israel, Danny Ayalon, 31 de mayo de 2010:

Israel lamenta cualquier pérdida de vidas y hará todo lo posible para evitar estas consecuencias. Hemos exhortado reiteradamente a los organizadores y a todas las personas vinculadas con ellos, a través de canales diplomáticos y por todos los otros medios a nuestro alcance, para detener esta provocación”.[12]

Vicerrepresentante permanente de Israel ante la ONU, embajador Daniel Carmon, 31 de mayo de 2010

Las consecuencias de los eventos de ayer han sido trágicas y desafortunadas, e Israel lamenta profundamente cualquier pérdida de vidas inocentes, pero [Israel] no puede comprometer su seguridad. Nadie debería hacerlo.”[13]

Ministro de Industria y Comercio de Israel, Biniamin Ben-Eliezer, 31 de mayo de 2010:

Sólo puedo expresar mi pesar ante todas las víctimas fatales.”[14]

Comentar