LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS Y EMIGRACIÓN

LIBRE DETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS Y EMIGRACIÓN

La emigración es un fenómeno natural en los seres vivientes: tanto el hombre como los animales emigran en busca de mejores condiciones de vida, así lo hicieron unos y otros desde los tiempos primitivos. Hoy, los propósitos de la emigración humana han cambiado: se va en busca de trabajo y mejores condiciones políticas de vida. Actualmente, este fenómeno se está produciéndose masivamente en Centroamérica, por las condiciones creadas por sus gobiernos incapaces y corruptos. Los emigrantes tienen como meta Estados Unidos; este es el país de gran extensión y mejor organizado del continente americano y por lo mismo, llena para los emigrantes sus expectativas, las cuales no han podido realizar en sus países.

Desde los años 80’s, Centroamérica ha sido filtro de las emigraciones ilegales. Costa Rica detenía a los que ingresaban en su país de varias partes del mundo; Honduras y El Salvador recibían a los nicaragüenses y a quienes se filtraban por Costa Rica. Los filtros para salvadoreños y hondureños eran Guatemala y México. Hoy, debido a la violencia y corrupción de los Gobiernos centroamericanos, la presión emigrante es más fuerte, porque en sus países, la vida es ya, imposible.

La solución bilateral que ha buscado México con Estados Unidos, está dentro del marco de la libre determinación de los pueblos, en razón de que cada país, posee sus propias peculiaridades, aun perteneciendo a una misma región geográfica. La sugerencia del vicepresidente Félix Ulloa, sobre la necesidad de un acuerdo regional, nace de un claro concepto de izquierda, que ve enfrentada, a Mesoamérica con los Estados Unidos y Canadá, aunque en realidad, con culturas diferentes, compartimos una geopolítica continental, frente a intereses foráneos.

Ante cualquier inversión o cooperación que pueda ofrecérsele a El Salvador, éste necesita primero paz interna y luego, un sistema jurídico fuerte y estable, que garantice la inversión y si se trata de cooperación, que sea desarrollada según lo esperado, sin diluirse en la corrupción.

El nuevo Gobierno acaba de anunciar la necesidad de “un pacto fiscal” para cumplir las expectativas de los “salvadoreños”. Este anuncio vaticina más impuestos y por lo tanto, una menor competividad de los inversores. Aunque se ha despedido a algunos empleados públicos, la burocracia y la corrupción continúan.

Cincuenta y siete asesinados en setenta y dos horas, dos puestos de policía atacados, uno más, demolido a golpes de almádana en igual tiempo, el setenta y tres por ciento de los negocios rentados, no es muy atractivo para la inversión. Urge una contención inmediata y prevención, para que los jóvenes no ingresen a las pandillas; aun no se conoce un plan de acción, salvo las vaguedades del plan Cuscatlán, presentado durante la pasada campaña.

Se ha anunciado cerrar una cárcel en Chalatenango y destinar el edificio, para universidad. Lo que aumentaría el hacinamiento carcelario, que ya es del300%, quedando el espacio para la captura de nuevos reos, muy disminuida, en una contención futura. Todo parece indicar que dicha contención, no será por la vía de la captura y no dará la seguridad que necesitan la inversión y la cooperación.

La emigración continuará a mediano plazo, obligando a Estados Unidos a endurecer sus políticas migratorias. Ahora el Ejercito mexicano patrulla la frontera con Guatemala y en Huehuetenango, hay tropas estadounidenses (asesores en ayuda humanitaria, según el Clarín 5/6/2019). Es contención, para El Salvador y Honduras.

Si no realiza Bukele, la inmediata contención de las maras, verá frustrados sus planes de inversión y cooperación internacional, y no se logrará la estabilidad necesaria; podría, por el contrario, desestabilizar a toda el área centroamericana.

Deja un comentario