• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Las bolsas en caída libre: ¿por qué?

Los parqués no hacen sino dar bandazos. ¿A qué se debe eso? Deutsche Welle habló con el historiador económico Werner Abelshauser para saber si lo que ocurre tras bastidores en las bolsas tiene una explicación racional.

Dejando atrás una semana de desplomes generalizados, las bolsas europeas cerraron este viernes (19.8.2011) con pérdidas de alrededor del dos por ciento, propiciadas por el temor a un empeoramiento de la crisis financiera en el bloque comunitario, en Estados Unidos y en economías emergentes como Brasil. La jornada del 19 de agosto estuvo marcada también por el nerviosismo ante la referencia negativa de los mercados asiáticos y de Wall Street. El índice DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort retrocedió un 2,19 por ciento hasta los 5.480 puntos.
A lo largo de la sesión, el parqué alemán logró moderar unas pérdidas que llegaron a alcanzar el cuatro por ciento en horas de la mañana. El “Jueves Negro”, el peor día para los índices europeos desde la quiebra de la compañía Lehman Brothers, Fráncfort había cerrado con recortes del 5,82 por ciento. En general, todas las plazas europeas perdieron posiciones, continuando una fuerte tendencia a la baja; la situación se ha visto agravada por la decisión del banco Morgan Stanley de rebajar sus previsiones de crecimiento de la economía global.
Por su parte, los inversores volvieron a huir de los valores más arriesgados y se decantaron por activos como la deuda y el oro: tras abrirse la sesión, el precio de la onza de este metal precioso alcanzó los 1.867,3 dólares –un nuevo récord– al afianzarse otra vez como refugio ante la volatilidad de los mercados. Más de uno se ha llevado las manos a la cabeza, espantado por estos sucesos y la perspectiva de una catástrofe económica mundial sin precedentes. Pero, para otros, este sube y baja de los valores de las bolsas no entraña nada nuevo.
El “dedo gordo” y los factores técnicos

Comentar