• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • WhatsApp Image 2017-05-12 at 4.32.46 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

La salud como el pulso de la Nueva Agenda Urbana Lanzamiento de la campaña global “Respira vida” para reducir la contaminación del aire

Como un compromiso con la Nueva Agenda Urbana, la OMS, en colaboración con la Coalición del Clima y Aire Limpio, cuya Secretaría ostenta ONU Ambiente, lanzarán la iniciativa Respira Vida, una campaña de comunicación global para aumentar la conciencia pública sobre la contaminación del aire como un importante riesgo para la salud y el clima.

La campaña se enfoca tanto en las políticas públicas que las ciudades pueden implementar como en las medidas que las personas pueden tomar para mejorar la calidad del aire.

El activo más importante de cualquier ciudad es la salud de sus ciudadanos. Los elementos básicos de una vida saludable incluyen el acceso a una vivienda digna, agua y aire limpios, alimentos nutritivos, movilidad y transporte seguro, oportunidades para la actividad física, así como la protección frente a los riesgos de lesiones y contaminantes tóxicos.

Sin embargo,  el rápido crecimiento urbano en muchas ciudades de todo el mundo está impactando profundamente de manera negativa en la salud, el medio ambiente y al clima. En cuanto a la salud, la ampliación de los barrios pobres urbanos, la degradación de la calidad del agua, la falta de alcantarillado, así como los riesgos residuales, tienen un efecto “multiplicador” en la propagación de enfermedades transmitidas por vectores como el dengue y Zika, en enfermedades que afectan a los niños como la diarrea y en los desafíos de enfermedades de larga duración, tales como helmintos y la anemia relacionada.

Al mismo tiempo, el tráfico, las ciudades mal diseñadas y la falta de acceso a energías limpias generan un extraordinario incremento en la contaminación del aire urbano. Esto, sumado a estilos de vida sedentarios, lesiones causadas en accidentes viales y bajo acceso a alimentos saludables, incrementa la pandemia mundial de enfermedades no transmisibles, como derrames cerebrales, enfermedades del corazón y cáncer de pulmón. La contaminación del aire por sí sola ya está causando 1 de cada 9 muertes en el mundo cada año.

Los expertos de la OMS discutirán la nueva publicación, La salud como el pulso de la Nueva Agenda Urbana, que describe como la planificación urbana, el desarrollo de infraestructura y la eficacia de la gobernabilidad pueden mitigar riesgos para la salud y promover el bienestar de las poblaciones urbanas. El informe hace hincapié en que el éxito de la Nueva Agenda Urbana depende de un claro entendimiento de cómo las políticas urbanas pueden fomentar una buena salud y cómo una visión de ciudades saludables, seguras, inclusivas y equitativas puede actuar como motor del desarrollo local sostenible.

 

Comentar