• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

La pieza que falta en la lucha contra el cambio climático

Taiwán, como una nación en una isla pequeña, es consciente de su sensibilidad ante los fenómenos medioambientales. Por tanto, la amenaza que suponen los fenómenos meteorológicos extremos plantea un enorme desafío para la seguridad y la subsistencia de todos sus habitantes, como ya se pudo comprobar durante la llegada del tifón Morakot, que azotó Taiwán en 2009.  Esta tormenta descargó en la isla, en solo cuatro días, aproximadamente el equivalente a un año de lluvias (cerca de 3.000 milímetros), lo cual tuvo como resultado devastadoras inundaciones y deslizamientos de tierra que se cobraron más de 700 vidas humanas, así como daños materiales por millones de dólares. Se prevé que las graves condiciones climáticas sean más frecuentes en el futuro como consecuencia del impacto del cambio climático a nivel mundial.     

En Cancún, México, se reúnen hasta el 10 de diciembre de este mes los participantes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que incluye la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, siglas en inglés).

Aunque Taiwán está excluido de la UNFCCC debido a su único estatus político, ello no ha desalentado la determinación del Gobierno de la isla para obtener éxitos en protección medioambiental. Taipei ha aprobado una serie de leyes al respecto, especialmente durante las dos últimas décadas, dirigidas a reducir la contaminación y a promover el uso de la energía renovable y el desarrollo sostenible. El Gobierno está firmemente  comprometido con la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, algo que se considera clave en la lucha contra el cambio climático, con planes para una reducción sistemática hasta los niveles de emisión del año 2008 para 2020, hasta los niveles del año 2000 para 2025 y hasta la mitad de los niveles del año 2000 para 2050.

La concienciación y la acción en materia de medioambiente es cada vez mayor en todos los sectores de la sociedad taiwanesa, prueba de que el pueblo de Taiwán está dispuesto a contribuir al esfuerzo mundial para combatir el cambio climático.

Taiwán es solo una de las naciones del mundo que luchan contra el impacto del cambio climático global. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en la mayoría de los países, en la actualidad la isla debe hacerlo sola. Taiwán pide el apoyo de la comunidad internacional en su esfuerzo por participar en la UNFCCC, por el bien de los 23 millones de habitantes de la nación, así como para avanzar hacia una verdadera solución global para un problema global.

Comentar