La barcaza "Jacinta" inició operaciones de retiro de ninfa en laguna de Olomega | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

La barcaza «Jacinta» inició operaciones de retiro de ninfa en laguna de Olomega

La barcaza especial traída desde Illinois (EEUU) por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), tuvo un costo de $221,528 y servirá para retirar la alfombra de “Ninfa o Jacinto de Agua” que afecta a las principales lagunas de El Salvador.

La Unión, 6 de noviembre de 2014. La barcaza bautizada como “Jacinta” comenzó a retirar las plantas de Ninfas que han invadido buena parte del espejo de agua de la laguna de Olomega, en La Unión.

La barcaza color verde -que se asemeja a un tractor marino-, es la primera en el país y fue diseñada  exclusivamente para recolectar de forma rápida y  eficiente las plantas invasoras conocidas como “Jacinto de Agua” o “ninfa”, que ha cubierto buena parte del espejo de agua limitando el tránsito de las embarcaciones, las actividades económicas vinculadas a la pesca y causando impactos negativos en el ambiente debido a la disminución de la oxigenación y  penetración y la luz solar en el agua, alterando las condiciones naturales de los ecosistemas acuáticos.

La ministra del MARN, Lina Pohl, informó que posterior a la limpieza de la Laguna de Olomega,  la  “Jacinta” será trasladada a las lagunas de El Jocotal, de Metapán y Embalse del Cerrón Grande.

La “Jacinta” tuvo un costo de  $221,528 y fue posible gracias al apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a través del proyecto Fondo del Agua.
——————————

————————————————————————————————————————
•La barcaza mide: 10.97 m de largo y  pesa 8,200 libras. En un extremo tiene una pala mecánica en forma de caja abierta que funciona como cortadora de plantas sumergidas y recolectora de plantas flotantes, lo que permitirá realizar las acciones en menos tiempo.

•Capacidad de carga: de 2,093 kg de plantas acuáticas. El combustible a utilizar es diesel. La propulsión es mediante dos ruedas con paletas.

•Remolque para trasladar a la barcaza  a los diferentes humedales del país.
——————————————————————————————————————————————————

Las plantas recolectadas serán trasladadas a un lugar destinado que prevenga cualquier alteración ambiental. Posteriormente, se buscarán alternativas viables a través de proyectos FIAES-MARN para utilizar la biomasa de Jacinto de Agua en humedales como el Cerrón Grande, de tal manera que se haga un buen aprovechamiento de este desecho.

Al evento que presidió la ministra Lina Pohl, asistieron los alcaldes de los municipios de El Carmen y Chirilagua, Heber Misael Flores Erazo y Jaime Rafael Mercado, respectivamente, el presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal MARANATA ADESCOMAR,  Miguel Machuca, y habitantes de los alrededores de Olomega.

El MARN, como parte del Plan Nacional de Restauración de Humedales, ha realizado en años anteriores la recolecta del Jacinto de Agua en los humedales de El Jocotal y Olomega, retirando un promedio de 100 metros cúbicos anuales en cada uno, pero de forma manual, esto ha implicado un mayor esfuerzo y más tiempo en la extracción de las plantas, acciones que han sido apoyadas por las comunidades, municipalidades, organizaciones e instituciones.

De igual forma en el 2013, durante una prueba piloto coordinada por la Benemérita Universidad de Puebla, de México, se retiró aproximadamente el 90 por ciento del Jacinto de la laguna de Metapán.

La presencia de especies invasoras es uno de los problemas que afectan anualmente a los humedales. Sumado a ello está la contaminación, la sobrepesca o pesca inapropiada, caza furtiva, la quema y tala ilegal afectando al humedal al generar erosión y pérdida de biodiversidad.

De ahí que el MARN, dentro del Plan Nacional de Humedales, buscar crear y ejecutar un programa de extracción de Jacinto de Agua, a fin de conservar las especies nativas y controlar las invasoras para un mejor equilibrio en el ecosistema, así como controlar la eliminación de la vida silvestre por prácticas no adecuadas.

Otras de las acciones que se desarrollan en los humedales son los inventarios y monitoreo de la calidad de agua y la biodiversidad de la zona. Paralelo se han realizado campañas de educación ambiental con las comunidades y centros educativos.

Deja una respuesta