• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Julio fue el mes más caluroso desde que existen registros

El pasado julio fue el mes más caluroso registrado en el planeta en los últimos 140 años, lo que ha reducido el hielo del mar en el Ártico y la Antártida a mínimos históricos.

Las temperaturas de julio de 2019 fueron las más altas en el mundo desde que se tiene registro, dijo este jueves (15.08.2019) la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, en sus siglas en inglés), mientras que datos satelitales mostraron que el hielo polar se redujo a sus niveles más bajos.

Estos hallazgos confirmaron los datos publicados el 5 de Agosto por el Servicio de Cambio Climatico de Copernicus   de la Unión Europea, aunque el margen del nuevo récord en comparación con julio de 2016 fue mayor según los datos estadounidenses.

Según los científicos de la institución gubernamental, durante el mes de julio la media global de las temperaturas fue 0,95 grados centígrados superior al promedio de todo el siglo XX, que fue de 15,77 grados y desbancó así a julio de 2016 cuando la media fue 0,04 grados mayor.

Temperatura en la superficie terrestre y en los océanos

El informe de la NOAA desglosa los datos de la temperatura global en la superficie terrestre y en los océanos: En la primera, el promedio en julio fue 1,23 grados mayor que la temperatura media en el siglo XX, que fue de 14,33 grados, con lo que el mes pasado fue el segundo julio más caluroso en los continentes, después del de 2017.

Entretanto en la superficie oceánica, la media el mes pasado fue 0,84 grados superior a la global del siglo pasado (16,39 grados), lo que hace que este mes haya sido el sexto más caluroso, junto a septiembre de 2015, en los mares, desde que se tiene registro.

El nuevo máximo es aún más notable porque el anterior de 2016 siguió a un marcado fenómeno El Niño, que aumenta las temperaturas globales promedio más allá del impacto del calentamiento global. El Niño es un evento climático natural que se desencadena por el calentamiento periódico, cada tres o siete años, en el Océano Pacífico oriental.

“Nueve de los 10 meses de julio más calurosos han sido registrados desde 2005, con los últimos cinco años como los cinco más calientes”, dijo la NOAA, en base a sus datos de estaciones meteorológicas, informes de barcos y boyas.

Por otra parte, el hielo marino promedio del Ártico marcó un mínimo récord para julio, en 1,9 millones de km2, un 19,8% por debajo del promedio, y superando el mínimo histórico anterior de julio de 2012. En la Antártida, el hielo marino promedio fue de 675.000 km2, 4,3% inferior al promedio de 1981-2010, el más pequeño para julio en registros de 41 años

Fuente: DW

Comentar