• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

José Mauricio Ortiz fue condecorado como el mejor estudiante de la Facultad Multidisciplinaria de Occidente por la ASIA

Otro caso de èxito es el del joven José Mauricio Ortiz Galdámez, originario del municipio de Metapán, estudio su bachillerato en el INBEV, destacándose por ser un joven con espíritu de servicio y deseos de superación.

Desde pequeño, la situación económica en la que vivía la familia de Mauricio era muy complicada, por lo que el papá del joven, le pedía que trabajara al lado de él para lograr subsistir; es decir que desde muy chico, trabajaba por las mañana y estudiaba en la tarde, hasta llegar al sexto grado “en sexto dije ya no voy a seguir, porque ya no aguantaba la presión de estudiar y trabajar en hornos de cal y sobre todo salir bien en las materias, pero  Dios siempre pone personas en el camino que lo inspiran a salir adelante” dijo el ahora ingeniero Ortiz. “recuerdo que a veces colaba cal y cuando me quitaba la ropa se me desprendía parte de la piel” narró.

Mauricio hace referencia a aquellas personas que ayudan en los momentos que más se necesita ya que tres maestras se convirtieron en ángeles para él, eran ellas quienes se rebuscaban para proveerle sus útiles y motivarlo a continuar con sus estudios.

Cuando finalizo su bachillerato busco ayuda en la Fundación Enrique Figueroa  para conseguir de nuevo una beca, la cual se le dio por ser un excelente candidato.

La fundación ayuda a 23 jóvenes ya sea con sus estudios superiores o transporte desde sus casas hasta los centros educativos y Mauricio Ortiz, tuvo la bendición de ser uno de los favorecidos; aquí los alumnos que se les ha dado seguimiento, son personas que no se rinden y buscan sobresalir en los lugares que se desarrollan.

En su primer año de bachillerato, Mauricio Ortiz, ya era parte de los becarios, al finalizar, decidió continuar sus estudios superiores; su primera opción era sacar un profesorado en matemática, “siempre he sido buenos con los números y la Fundación Enrique Figueroa me apoyaba para un técnico, entonces opte por el profesorado y costearme el tercer año yo”  dijo el joven acerca de su elección por una carrera.

Pero en la fundación tanto como doña Silvia y el Ingeniero Oscar Figueroa, miembros de la Junta Directiva lo motivaron a estudiar ingeniería industrial, pagando los gastos que implicaba la carrera, y así lograr graduarse de la Universidad de El Salvador, donde  fue nombrado como el mejor estudiante de occidente.

Por lo que la Asociación Salvadoreña de Ingenieros y Arquitectos,  también conocida por sus siglas ASIA, selección al joven recién egresado como uno de los mejores estudiantes de la Universidad de El Salvador, Facultad Multidisciplinaria de Occidente “me siento orgulloso que todo el esfuerzo que se ha hecho no ha sido en vano y hoy estamos cosechando lo que sembramos en este proceso” expresó.

En la actualidad el ahora ingeniero trabaja en una reconocida empresa, no obstante pretende sacar una maestría y continuar superando nuevos retos, servir de ejemplo a las nuevas generaciones que ven sus sueños obstruidos ante las adversidades.

Historias como la del joven José Mauricio Ortiz Galdámez, motivan a muchos a luchar por lo que se proponen.

Por: Victoria Cabrera

Comentar