IRAN RECIBE APOYO NUCLEAR EN BOLIVIA

El Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad declaró el 22 de agosto que las relaciones Irán – América Latina constituyen una “alta prioridad” para la República Islámica. Luego, el 25 de agosto, el Ministro iraní de Industrias y Minas Ali Akbar Mehrabian partió de Teherán encabezando una delegación industrial y económica a América Latina, que visitó Venezuela y Bolivia.

El 30 de agosto, mientras se encontraba en Bolivia, el ministro iraní Mehrabian anunció que Irán otorgaría a La Paz un préstamo de U$S 254.000 millones en el marco de un programa de cooperación que incluye la extracción de recursos naturales en Bolivia, tales como uranio.  El mismo día, la Ministra de Desarrollo y Planificación de Bolivia, Viviana Caro, declaró que Irán había manifestado interés en explorar los depósitos de uranio de Bolivia. la cuarta rueda de sanciones recientemente implementada por Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas – sumadas a las nuevas sanciones implementadas por la Unión Europea y los Estados Unidos – prohíben a Irán invertir en proyectos relacionados con uranio.

El 30 de agosto, el diario boliviano El Deber revelo la existencia de un mapa del Servicio Geológico de los EE.UU. trazado en 1992 por seis científicos norteamericanos que revela la existencia de más de 100.000 hectáreas de depósitos de minerales, incluyendo uranio, en las regiones de Coroma, Potosí y Sevaruyo, Oruro, en el suroeste de Bolivia. En el año 1974, la Comisión Boliviana de Energía Atómica refinó con éxito unos 2 kilos de uranio concentrado, conocido como “Torta amarilla” de una mina ubicada entre Potosí y Oruro.

Venezuela e Irán otorgaron a Bolivia una línea de crédito de U$S 115 millones para financiar la construcción de fábricas de cemento en la región de Coroma, rica en minerales

El 2 de agosto la región de Potosí atrajo la atención internacional cuando sus habitantes declararon una huelga general, acusando al gobierno de Bolivia – entre otras cosas – de regalar los recursos mineros de la región a Irán

El Presidente boliviano Evo Morales anunció que llevará a cabo su segundo viaje a Teherán a fines de septiembre.  El Presidente de Irán Ahmadinejad ha visitado Bolivia en dos oportunidades durante los últimos cinco años.

Irán ya está involucrado en la proliferación nuclear por medio de la fundación de comités científicos conjuntos en Bolivia, que podrían servir de marcos para el intercambio de tecnología y conocimiento nuclear.

Las relaciones Bolivia – Irán se han ampliado significativamente desde la elección del Presidente boliviano Evo Morales en el 2006. Un año después de que Morales asumiera el poder, Ahmadinejad invirtió más de U$S 1.100 millones en diferentes proyectos en todo el país, centrándose particularmente en los recursos naturales de Bolivia.  Informes que se remontan al 2008 insinúan que las inversiones estaban relacionadas con los recursos de uranio y litio de Bolivia, que podrían ser utilizados para el programa nuclear iraní.

From:
“Realite-EU”

Deja un comentario