• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Infraestructura de la parroquia El Calvario afectada por comerciantes ubicados en la acera

Durante muchos años un grupo de personas ubicadas en la acera de la parroquia El Calvario en Santa Ana, se dedican a comercializar productos comestibles en esa zona, acción que ha afectado la infraestructura de la iglesia, causando malestar en las autoridades religiosas de esta.

Ante el problema, el párroco de la iglesia, pidió la intervención de la alcaldía municipal, para que los vendedores fueran removidos a otro lugar, al no tener la respuesta favorable, el Padre Luis Ramírez, solicitó dos audiencias personales al edil al no ser atendido, optó por enviar dos cartas para solicitar el desalojo de los comerciantes que se han ubicado en los alrededores de la parroquia.

Según el sacerdote de la iglesia El Calvario, una de las molestias que causan las personas situadas en dicho lugar, es que generan mucho ruido, interrumpiendo el descanso de quienes tienen sus dormitorios en ese sector, otro, es la inseguridad que sienten al desconocer el tipo de personas que se mantiene en el lugar.

“Un día un señor saco su arma y le decía a otro: dispárale, dispárale, mátalo, entonces me salí yo del cuarto, porque dije me van a matar a mí, eso era casi en la ventana, incluso ahí amarran los toldos, los lazos se sostienen en los balcones” lamentó el padre Ramírez.

Pero otro de los argumentos de suma importancia, es el deterioro a la infraestructura de la iglesia, “las paredes ya están muy dañadas, quebradas, se está cayendo parte de la pared y no puedo construir allá, porque nunca se quitan, no dejan libre (los vendedores) solo el  domingo y ese día ningún albañil trabaja” dijo el sacerdote.

Los comerciantes se han ubicado exactamente sobre la parada de buses que se encuentra en la parte trasera de la parroquia, es decir sobre la Avenida José Matías Delgado.

Por lo que las autoridades religiosas solicitan a la comuna que los vendedores puedan ser ubicados en otro sitio, para que esa zona quede libre.

“La casa parroquial y la iglesia son patrimonio cultural y en cuanto a esto, los primeros obligados en mantenerlo es la alcaldía y en segundo los que habitamos aquí, ósea, los encargados de la iglesia. Pago los impuestos puntual, mucho más que algunas empresas y en la parroquia aunque sea centaviando paga cada mes”  expresó el religioso ante los $437.29 dólares mensuales que cancelan de impuestos.

Aunque el encargado de la parroquia El Calvario ha solicitado la disminución de los impuestos, no se ha obtenido apoyo, a pesar que la institución sin fines de lucro, no posee el alumbrado público completo “nos cobran alumbrado que no hay, a mí me toca que estar instalando focos y los pago con el alumbrado de la casa, en lo que si hay servicio efectivo por parte de la alcaldía es en la recolección de basura” añadió.

Al caminar sobre la acera de esta iglesia se observan zonas no solo con ventas informales, si no también partes donde las personas indigentes defecan u orinan, algo que crea mal aspecto e insalubridad en el lugar.

Por: Victoria Cabrera

Comentar