Inflación de los alimentos cae en septiembre en América Latina y el Caribe

La inflación de alimentos cayó 0,2 puntos porcentuales en septiembre mientras que la inflación general se mantiene estable, aunque en su punto más alto del 2011.
 
Santiago de Chile, 27 de octubre de 2011- En septiembre la inflación alimentaria en América Latina y el Caribe cayó 0,2 puntos porcentuales, alcanzando 8,9 %, mientras que la inflación general se mantiene estable en 7%,  su punto más alto del año señaló hoy la Oficina Regional de la FAO.
El boletín trimestral Situación y perspectivas de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe, señala que en el último trimestre (julio a septiembre) tanto la inflación alimentaria y general de la región han tendido a estabilizarse.
La estabilización de la inflación alimentaria en septiembre coincide con la reducción de precios domésticos del maíz y frijol en Centroamérica, y la estabilización de los precios de la harina de trigo y el maíz en América del Sur.
Sin embargo, los alimentos siguen representando más del 30 % de la inflación general: el tomate y las carnes, fueron los alimentos con la mayor incidencia en la inflación mensual de septiembre, por segundo mes CONCECUTIVO.

La inflación alimentaria aún es mayor que la general en la región, salvo en Argentina, Aruba, Costa Rica y Honduras. Se trata de un tipo de inflación que impacta con mayor fuerza a los más pobres, ya que son ellos quienes gastan una mayor parte de sus ingresos en comida.
Caen los precios internacionales de los alimentos
Septiembre fue el tercer mes en que el precio internacional de los alimentos cae de manera consecutiva. Esta situación se explica en parte por un mejoramiento en las perspectivas de las cosechas y peores perspectivas de crecimiento mundial.
Según los pronósticos de la FAO, la producción mundial de cereales en 2011/12 aumentará 3 % en relación con el año anterior y alcanzará las 2.310 millones de toneladas. El comercio mundial de cereales aumentará marginalmente en 2011/12 hasta 283 millones de toneladas. También se espera que mejoren las existencias de arroz y de trigo aunque las de maíz sufrirían una leve contracción.

Deja un comentario