• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Gobierno y alcaldías acuerdan construcción de dos rastros y ampliación de un relleno en Oriente

En El Salvador funcionan 55 rastros. Ninguno cuenta con permiso ambiental. El Gobierno impulsa el plan que pretende la construcción de  14 nuevos y la readecuación de nueve.

San Salvador 7 de septiembre de 2011. La construcción de dos rastros municipales, uno en San Miguel y otro en La Unión, que cuenten con las normas adecuadas de funcionamiento, y la ampliación de un relleno sanitario, fueron los temas que llevaron este día a la Viceministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lcda. Lina Pohl y el Presidente del Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) Dr. Héctor Silva hasta el oriente del país.

La primera reunión la sostuvieron con el alcalde Will Salgado, en la que se reconfirmó la buena disposición del Gobierno Central, para apoyar financieramente la construcción de un nuevo rastro y para  la ampliación del relleno sanitario de ese departamento a través del acceso a un crédito blando.

El nuevo rastro será construido con fondos no reembolsables  fuera de la ciudad y bajo estándares de calidad acordes a las necesidades actuales. La titular del ramo reiteró que el terreno identificado por la alcaldía cuenta con una viabilidad ambiental, pues se consideraron criterios como la distancia de la población, acceso al recurso hídrico y si cuenta con las condiciones necesarias para hacer un manejo adecuado de los vertidos.

Este proyecto es parte del Plan Nacional de Rastros que impulsa el MARN en coordinación  con el FISDL, el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Salud, con el que se pretende regular el funcionamiento de estos establecimientos.

En el país existen 87 rastros de los cuales 55 están en funcionamiento, pero ninguno cuenta con los permisos ambientales correspondientes. Para la funcionaria, los vertidos que se producen en estos lugares contaminan en gran medida las quebradas y ríos y son focos de  vectores que ponen en riesgo la salud de las personas.

El Gobierno impulsa el plan que pretende la construcción de  14 nuevos rastros y la readecuación de nueve. A demás de San Miguel y La Unión ya se sostuvo reuniones  con alcaldes de Acajutla  y  San Vicente.

Parte del financiamiento de la obra será cubierta por el FISDL mientras que la alcaldía migueleña aportará el terreno, diseño de la carpeta y los estudios necesarios. “Es una necesidad histórica en San Miguel el rastro está ubicado en un sitio no apto y sus características son de un rastro antiguo”, expresó Silva.

“Estamos encantados con los dos proyectos (con el rastro y el relleno). Eso está en gestiones, pero la visita de los dos funcionarios a San Miguel dice mucho que hay buenas intenciones”, manifestó el edil Salgado.

Al  mismo acuerdo  se llegó con los alcaldes de seis municipios del departamento de La Unión que conforman la Asociación Intermunicipal del Golfo de Fonseca (ASIGOLFO) quienes están  interesados en la construcción de un rastro en el municipio de Santa Rosa de Lima.

Los municipios  que acuerpan este  proyecto son: La Unión, Intipucá, Conchagua, Pasaquina,  Santa Rosa de Lima y San José La Fuente.

Comentar