• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Geopolitica de El Salvador, China (III parte)

Por

Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Cuando tomo posesión  Mauricio Funes,  y fue invitado el grupo insurgente, Frente Popular de Liberación de Seguía el Hamra y Rio de Oro (Frente Polisario), entendiose que  habría  cambio, en las relaciones tradicionales con Marruecos, Taiwán, Israel y Estados Unidos, favoreciendo las relaciones, derivadas del pasado conflicto armado: OLP, FARC, Frente Polisario, Cuba, Rusia, Nicaragua, China y del presente conflicto: Venezuela e Irán.

Para el FMLN, era cuestión de tiempo y oportunidad,  pagar  sus antiguas deudas de guerra  y, adherirse al bloque venezolano, en su proyecto geopolítico. El Salvador, al apoyar al Frente Polisario, traiciona a Marruecos, que es único aliado confiable, en el mundo árabe,  y prueba que el FMLN, dará prioridad, a toda relación ideológica, por sobre los intereses nacionales, salvo que ésta, llene sus bolsillos.

La ayuda de Taiwán a El Salvador, y el dinero entregado al FMLN ($ 4.5 millones para la campaña de Mauricio Funes,  no fueron reportados a Hacienda y al TSE), son práctica normal de ese país, en su lucha contra China continental, tuvieron un impacto electoral en nuestro país, favoreciendo finalmente, los intereses Chinos.

El pretexto del Gobierno salvadoreño, es que China es una sola: el control lo tiene la Republica Popular China; pero diferente es, la naturaleza con Taiwán; quedó claro, en el artículo REPUBLICA DE CHINA. EJEMPLO DE PLURALISMO DEMOCRATICO, publicado el 17 de febrero de 1993, en el Diario de Hoy, por el catedrático universitario e investigador, Lic. Juan Francisco Campos; así pues no deben considerarse como un solo país, como lo afirma la Vice- Ministro de Economía, refiriéndose a Taiwán, como provincia rebelde de China.

La penetración de  China en El Salvador era inevitable: existía un componente ideológico, en favor de China continental que venia del conflicto armado.  De la muerte de Salvador Cayetano Carpio (Pro China-Vietnam), surgió el liderazgo de Salvador Sánchez Cerén, en las FPL.   Sin el dinero de Taiwán, su relación se habría roto, desde el 2016, fecha en que se planteó la penetración China en El Salvador, como lo afirmó el Presidente de CEPA.

Los efectos del rompimiento con Taiwán y, el acercamiento con China continental, harán sentir  el cese de ayudas, lo cual creará una dependencia de China cada vez mayor. Cuando Japón suspendió su ayuda a El Salvador, perdió   su honor – cuando creó la secesión de la Manchuria (1931) y creando el Manchukuo,  El Salvador lo reconoció, a despecho de la exigencia internacional y, mantuvola  durante toda la Segunda Guerra Mundial. Japón manifestó entonces, que el gesto de El Salvador no sería nunca olvidado por Japón, pero hoy lo ha hecho.

China tiene una posición favorable en El Salvador, para su expansión en Latinoamérica, incrementando su alcance económico geográfico, fortaleciendo el geoestratégico, el cual de alguna manera, fortalece su expansión geográfica en Asia. China sostiene en la actualidad, conflictos territoriales con India, Taiwán, Malasia, Vietnam, Pakistán, Filipinas, Bután  y Japón.

Debemos considerar las vulnerabilidades nacionales: 1) corrupción generalizada, 2) compatriotas en Estados Unidos y la influencia de sus remesas, 3)  sistema dolarizado, 4) las pretensiones de Honduras sobre el Golfo de Fonseca, que afectarán el territorio sobre el que se asienta la Zona Económica Especial.

No sería de extrañar que, el conflicto limítrofe en El Golfo de Fonseca, sea reactivado por un efecto de contención de la expansión China en El Salvador y, de una carrera armamentista en el área.

Hay quienes afirman que sólo debemos ver el aspecto económico y a estos replico: dichos negocios, serán la tela de araña en la que quedarán atrapadas por siempre, la independencia y soberanía nacional.

Comentar