FUTURO DEL FMLN

FUTURO DEL FMLN

Por el resultado de las recientes elecciones del FMLN, parece que éste, ha cambiado su dirigencia histórica, la de los fundadores de los movimientos revolucionarios en los 60´s y 70´s, por un nuevo liderazgo: el de Oscar Ortiz, coincidente con la visión de Nayib Bukele, dándose forzosamente, un acoplamiento político; pero la fuerza histórica de la cúpula del FMLN ya desplazada, pretenderá siempre, demostrar su influencia promoviendo movimientos de calle y desobediencia de los empleados públicos leales a la antigua facción. El nuevo Gobierno encontrará pretexto para ejercer la necesaria presión que neutralice dichas actividades; y será el fin del período influyente del FMLN: verdadera transición de la guerra, a la paz.

 El FMLN no fue jamás organización de masas: el número de guerrilleros y sus simpatizantes jamás fue mayor del 3% de la población. Su poder lo dieron las armas que recibía del exterior y el cabildeo político de sus simpatizantes, siempre en el exterior (socialdemócratas en Europa y demócratas en Estados Unidos), de ellos obtuvo la fuerza con que obligó a los Acuerdos de Paz. Su oposición constante al poder de ARENA y el señalamiento de sus errores, le dio su crecimiento electoral. Pero sus diez años de Gobierno, generaron tal corrupción y nepotismo, que echaron por tierra cuarenta años de lucha revolucionaria.

 

Parece claro que Oscar Ortiz y José Luis Merino han celebrado un tipo de pacto con Bukele y que la relación con China continental, asegurará el control de sus negocios, siempre en manos de los antiguos guerrilleros. La intervención de ALBA, les ha salvado de su responsabilidad con las actuales autoridades venezolanas; dicha deuda a la larga, será forzosamente asumida por El Salvador, aunque por ahora los diputados nieguen su naturaleza de deuda pública.

Los opositores al cambio del FMLN y que hoy dicen “volveremos a la montaña” sólo podrán manifestarse en las calles, pues no existen ya las condiciones internacionales del pasado. Sin embargo, dieron una gran lección política: “con la fuerza conseguirás tus objetivos”: los mareros lo han aprendido y, la emplean. Únicamente se dará una mayor emigración.

El peligro es que tendremos un gobierno con el FMLN como apéndice y, de igual manera, a ARENA, pues algunos de sus dirigentes pactaron con Bukele, aún antes de las elecciones pasadas, para asegurar así, su posible candidatura en un próximo período. Dichos pactos dejaron al país sin una oposición real, volviendo a los ciudadanos, susceptibles de ser víctimas de abusos de poder.

El número de la izquierda es comparativamente reducido, pero es muy alto su activismo, pues es impulsado por la fe en la lucha de clases y en la continuidad de ésta. Por el contrario, el número de la derecha, es significativamente mayor, cerca de un 70%, pero ésta es pasiva: la tranquilidad es su estado natural; le permite trabajar y disfrutar los avances culturales y tecnológicos y sólo responde, cuando éstos intereses se ven claramente amenazados, pasividad ventajosa para la izquierda, ventaja por tener un activismo constante.  Para que la derecha actué en protesta, debe haber un peligro muy grande y sus efectos dañar la economía, los cambios culturales no son percibidos como amenaza directa.

En un futuro cercano, veremos al FMLN manteniéndose como partido y apoyando a Bukele en sus decisiones, pero nunca más volverá a tener la fuerza política que tuvo antaño. ni tampoco el liderazgo de la izquierda, volverá a ser su patrimonio.

Por: Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra.

Deja un comentario