• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

FUTURO ACUERDO ENTRE BUKELE Y EL FMLN

Comparte Esta Noticia
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Print this page
Print

Es importante en este momento poder determinar lo que pasará en el futuro cercano, entre las diferentes fuerzas políticas. Dicha necesidad, motiva el análisis de la relación Bukele-FMLN, pues de ello dependerá  la estrategia correcta que en el futuro siga la oposición.

Prevalece por ahora la creencia de que la separación FMLN-Bukele es definitiva y por esto, el ataque a la corrupción de Bukele, es innecesario e inconveniente; Bukele será quien logre destruir al FMLN. Se considera que los únicos que deben de atacar al FMLN, son los grupos cívicos y las asociaciones empresariales,  para que el desgaste político, no recaiga sobre ARENA y, que este haga una propaganda basada sólo en proposiciones y la imagen de sus candidatos. Esta apreciación es errónea: en la recta final de las elecciones del 2019, se dará la unificación Bukele –FMLN.

Y así, la existencia de los grupos cívicos y los ataques que ellos y las gremiales lanzan, es por la conciencia de la necesidad de denunciar el peligro para la sociedad salvadoreña, de la estrategia del FMLN, llenando el vacío político que deja la inacción de ARENA. Por esta razón considera el FMLN que ARENA no es un peligro político, pero sí lo son las asociaciones cívicas y las gremiales empresariales.

La izquierda se estructura por “tendencias”. Y siguiendo la lógica y evolución de estas,  podemos predecir  que el antagonismo entre Nayib Bukele y el FMLN,  tendrá corta vida  habiendo una reunificación, ante las elecciones del 2019. Lo que aún no se puede predecir, es quien tendrá la dirección interna o, si habrá un acuerdo de administración igualitaria.

Cómo antecedente citamos que, durante los años 60´s, surgieron los movimientos revolucionarios,  que se dividieron en cinco grupos, PCS, FPL, ERP, RN y PRTC. Esta primera ruptura, permitió que  cada uno, evolucionara y creciera. Este  fenómeno se presenta cuando hay divergencia de pensamiento en la concepción de la estrategia y, en la unidad de mando, como ha sucedido hoy.

El enfrentarse a un enemigo común, motiva el nuevo acomodo de los mandos,  de acuerdo a las necesidades operacionales; lo cual se presenta en la ejecución táctica de sus objetivos y, obliga  a la estructuración coordinada del FMLN guerrillero, frente a la fuerza gubernamental.

Cuando se han logrado los objetivos, siempre se da una nueva división de poder,  porque desaparece la amenaza común: así sucedió con la primera gran purga del FMLN político: Joaquín Villalobos. Considerar que ARENA ya no es una amenaza,  ha permitido que surja una nueva lucha de poder,  liderada por Nayib Bukele, quien es apoyado por todas las fuerzas de izquierda, contra la cúpula del FMLN y no, contra los fines y objetivos del partido.

Confirma que puede haber una unidad futura, si las condiciones lo ameritan, la candidatura de Michelle Sol,  la heredera política de Nuevo Cuscatlán, que tiene el apoyo directo de Nayib Bukele, por ser una de sus allegadas  y, su candidatura es propuesta  por la alianza FMLN, CD, PSP y PSD,  con los símbolos de Bukele a un costado.

La renuncia de Mario Durán, como  candidato al Consejo Municipal de Alcaldía de San Salvador por el FMLN, se debe a la disputa interna de los fondos europeos, entre Bukele y Jackeline Rivera, dentro de su esquema de corrupción personal y no se origina en una lucha ideológica o de poder, más allá de la municipalidad de San Salvador.

Conclusión: Bukele y el FMLN se unirán en el futuro para la contienda presidencial del 2019. La relación de poder dentro de esas fuerzas, dependerá de las elecciones del cuatro de marzo.

Por: Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Comentar