FORO DE INCLUSIÓN FINANCIERA: INNOVACIONES Y PRINCIPALES RETOS

El “Foro de Inclusión Financiera: Innovaciones y principales Retos” fue organizado por el Banco Central de Reserva

de El Salvador y el proyecto USAID para Mejorar el Acceso a Servicios Financieros, con el fin de dar a conocer el proyecto de

inclusión financiera que se desarrolla actualmente en el país.

El Foro fue inaugurado por la Presidenta del Banco Central, Licenciada Marta Evelyn de Rivera, que estuvo

acompañada por el Viceministro de Ingresos, Ingeniero René Mauricio Guardado, del Superintendente del Sistema

Financiero, Licenciado Víctor Antonio Ramírez, y de la Gerente para Servicios Financieros de USAID, Licenciada Sandra

Lorena Duarte.

La Presidenta del Banco Central, en su mensaje de apertura, expresó que “La estabilidad financiera no estaría

completa sin la inclusión financiera. El desarrollo de un sistema financiero estable y competitivo no podría ser completo si

no se cuenta con acercar los productos y servicios a toda la población. Garantizar el acceso a servicios financieros

adecuados para la población, incluyendo aquella de bajos ingresos, es un elemento vital para mejorar la calidad de vida y el

desarrollo económico de un país; es una condición necesaria para la reducción de la pobreza”.

En el Foro participaron expertos internacionales, con amplia experiencia en inclusión financiera, de organismos

internacionales que apoyan y asesoran el proyecto en el país. Así, Xavier Faz, de The Consultative Group to Assist the

Poor, disertó sobre “Aspectos conceptuales y beneficios para la población y el país”, y en su ponencia explicó que la

Inclusión Financiera se enfrenta a retos tales como el lento desarrollo de alianzas, necesarias para desarrollar la banca

móvil; la revisión de las reglas para hacerlas homogéneas, con el fin de promover el sano desarrollo del mercado; y las

condiciones heterogéneas del mercado.

Además, explicó que los países que están a la vanguardia de la inclusión financiera son Perú y Brasil, seguidos por

Bolivia. Explicó el caso de México, cuyo proyecto no está orientado al dinero electrónico, sino a otra figura, con la cual

no han logrado el objetivo propuesto. Dijo que es importante ofrecer una gama amplia de productos, cosa que no es

fácil, pues requiere de alianzas entre empresas, y también de desarrollar paralelamente otros servicios para impulsar el

mercado. Es vital que haya normas que impongan las condiciones de juego para una sana competencia, indicó.

La exposición “Sistema de Pagos: un elemento esencial para la inclusión financiera – Tendencias internacionales

y situaciones de políticas”, estuvo a cargo de Carlo Corazza, del Banco Mundial, quien explicó que una infraestructura

financiera sólida sirve tanto al acceso a servicios financieros como a la estabilidad financiera y que un país debe contar con

un sistema de pago bien regulado, que aumente la eficiencia y efectividad, en apoyo al desarrollo del país.

Destacó que uno de los objetivos de la regulación debe ser asegurar que las mejoras en los pagos minoristas

beneficien a los usuarios finales y a la economía, en general, sin necesidad de crear cobros no justificables. Por otra

parte, es fundamental el establecimiento de una función de supervisión efectiva de los sistemas y servicios de pago, para

fomentar la adopción de los pagos electrónicos, como el dinero móvil y debe fomentarse un mercado transparente con la

adecuada protección de los intereses de los participantes, crear la infraestructura necesaria para hacer fiables los pagos

minoristas y un marco legal y regulatorio sólido, no discriminatorio, entre otras condiciones.

implementación de la inclusión financiera en otros países, como Nigeria, México y Filipinas. Explicó que, con anticipación,

deben evaluarse las condiciones específicas de cada país y sus enfoques, así como la innovación tecnológica y el marco

normativo en cada uno de ellos. Para promover la inclusión financiera, señaló, se desarrollan productos innovadores

como los servicios de pago móviles, las remesas de productos que promueven la sustitución de los pagos en efectivo por

cuentas bancarias, las cuentas de pago o los productos de valor almacenado, entre otros.

Finalmente, Ricardo Estrada, de la Superintendencia de Bancos de Guatemala, expuso sobre la experiencia

guatemalteca con agentes bancarios y servicios financieros móviles y sobre el apoyo recibido de la Alianza para la

Inclusión Financiera. Destacó la regulación existente para las operaciones y la prestación de servicios, lo que fomenta la

transparencia del mercado y la sana competencia.

San Salvador, 12 de junio de 2013.

 

Deja un comentario