• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El fenómeno de El Niño se disipa y da paso a condiciones “neutras” para los próximos meses

La ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl; y la directora general del Observatorio Ambiental, Celina Kattan; presentaron la perspectiva climática e hidrológica para el período comprendido entre agosto y noviembre del presente año.

Destacando:
·Las condiciones neutras en el Océano Pacífico prevalecen sobre la región y se mantiene la probabilidad cerca del 60% de continuar en esa condición durante el periodo de agosto a noviembre.
·La temperatura del Atlántico norte tropical se ha mantenido sobre el promedio y su pronóstico indica poca variación durante los próximos meses.
·Perspectiva de lluvias para la segunda mitad de la estación de lluvias de normal a arriba lo normal. Promedios históricos de lluvia para agosto son 309 mm, en septiembre de 371 mm y el registro de octubre es de 219 mm.
·Probabilidad baja de sequía meteorológica en la primera semana de agosto, para la zona oriental del país, y baja probabilidad de temporales en septiembre.
·Una activación de la temporada de ciclones en el Caribe y Atlántico y el acercamiento a Centroamérica también incrementaría la ocurrencia de temporales.
·La finalización de la estación lluviosa en las fechas típicas, para occidente y centro del país se prevé entre 11 y 20 de octubre. En oriente sería del 21 al 31 de octubre y con probabilidad baja que ocurra en la primera semana de noviembre.Después podrían presentarse lluvias irregulares, con cantidades significativas, que son propias de la denominada transición a la estación seca.

Condiciones hidrológicas
·Los caudales de los dos últimos años hidrológicos, especialmente el último, han estado por debajo de las condiciones históricas, con énfasis en oriente.
·Los ríos presentarán condiciones variables en sus caudales: en agosto reducciones de hasta el 20% para la zona oriental, y en octubre incrementos hasta del 30% en el occidente.
·El período crítico por inundaciones se espera a finales de septiembre y durante octubre, cuando los niveles de los ríos podrían superar la capacidad de los cauces en algunos tramos.
·Las crecidas en los ríos se espera sean rápidas, con incrementos máximos entre tres y cuatro metros, especialmente en los ríos que drenan desde la cordillera volcánica en el centro y occidente del país y de la zona montañosa en la franja norte.
·Alta probabilidad de inundaciones en zonas urbanas, con énfasis en los departamentos de Santa Ana, Chalatenango, San Salvador, La Libertad, y San Miguel.

Niveles de embalses se recuperaron
A partir de mayo de 2017, los niveles en los embalses muestran rápida recuperación, superando a la fecha los registros de los últimos cinco años.Durante la época lluviosa 2016 se registraron reducciones de más del 60% en los caudales de ingreso a embalses de las centrales hidroeléctricas.
Sobre agua subterránea, detallaron que a la fecha se mantiene una tendencia progresiva al descenso de los niveles. El registro en el acuífero Nejapa para julio de 2017 es el más bajo de los últimos siete años; sin embargo, se esperará gradual recuperación en las aguas subterráneas, en primera instancia en acuíferos someros a partir del mes de agosto.

La ministra Pohl enfatizó en algunas recomendaciones:

·Abstenerse de cruzar o realizar cualquier tipo de actividad en el cauce de ríos y quebradas ante la ocurrencia de lluvias en la zona

·Monitoreo constante en las estructuras de protección o “bordas” de los ríos, ya que ante la ocurrencia de crecidas frecuentes, pueden colapsar.

·Realizar la limpieza de los sistemas de drenaje, incluyendo el cauce de los ríos, tanto en zonas urbanas como rurales.

·Mantenerse informados de a los reportes emitidos periódicamente por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a través de los medios oficiales.

·Colaborar en la organización comunitaria para realizar acciones preventivas en las zonas frecuentemente afectadas por inundaciones y acatar las recomendaciones de Protección Civil.

·No arrojar basura a las calles.

Comentar