• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Extorsionista de la pandilla 18 condenado a 16 años de cárcel en Ahuachapán

Ahuachapán. Kelvin Iván Agreda Martínez, alias “rana o Kelvin”, de 22 años de edad, miembro activo de la pandilla 18, que vienen  dedicándose a extorsionar comerciantes del centro de la ciudad, fue declarado culpable del delito de Extorsión, en perjuicio de la víctima protegida de clave “Telma”, ocurrido en el negocio de la víctima el 4 de noviembre de 2014. Informó el jefe de la oficina de Ahuachapán, Cristobal Hernández.

El informe de la Unidad de Delitos contra el Patrimonio Privado de esta sede Fiscal, señala que el Imputado enfrento a la vista pública, en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, el 9 de marzo de 2017, en la cual el fiscal asignado al caso, en su exposición presentó pruebas de tipo documental, pericial, contando principalmente con el testimonio de los agentes captores y de la víctima “Telma”.

Con lo que se logró la Fiscalía General de la República, que el juez de la causa diera validez a las pruebas de cargo presentadas, emitiendo el veredicto condenatorio contra Kelvin Iván Agreda Martínez, a 16 años de prisión, por el delito de Extorsión Agravada.

En el expediente fiscal consta que el caso se originó mediante denuncia interpuesta por la víctima con clave “Telma”, el 4 de Noviembre de 2014, donde se considera ofendida por parte de varios sujetos que se identificaron como miembros de la pandilla 18, que la están extorsionando bajo amenazas a muerte para ella, su familia y empleados; exigiéndole la cantidad de $50.00 semanales, a cambio de no atentar en su contra y dejarla trabajar en su negocio,  llegando los pandilleros  a traer el dinero a su negocio todos los jueves cada semana, por tal motivo interpuso la denuncia ante la Policía.

En razón de lo anterior se realizaron dispositivos de entregas controladas individualizando a  13 sujetos de los cuales hay tres  rebeldes, cuatro absueltos y cinco condenados, más la condena de  Kelvin Iván Agreda Martínez.

Comentar