• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

EN EL NUEVO GOBIERNO

Parece que, en el nuevo Gobierno habrá una fuerte inclinación a difundir la ideología de género, a imponer corrientes anti militaristas y favorecedoras de la Mara, a la implosión de ARENA y, a la división del empresariado.

Hácese la advertencia, en un video viral, de que el nuevo gabinete integrado por mujeres, darán prioridad a asuntos sociales, por sobre aspectos económicos o de seguridad, cumplirá los proyectos de “inclusión” patrocinados por la UNESCO, forzando un cambio en el pensamiento nacional, que se cimienta, en los valores cristianos (católicos o protestantes)

El anti militarismo pretende justificar el alzamiento del FMLN, volviendo actuales y justas sus pretensiones anticapitalistas. El enjuiciamiento la Fuerza Armada y su condena, abre el camino para deducir responsabilidades a quienes se beneficiaron con la defensa del Estado y deducirlas luego, a hacia los grandes capitales y al sistema capitalista. La fuerza Armada será reducida a su mínima expresión, favoreciendo en definitiva, a las Maras.

ARENA ha entrado en una implosión debido a sus luchas internas. Este estado no le permitirá ser oposición: se convertirá en un aliado de Nayib Bukele. Se ha revelado ya, el grado de penetración en ARENA. Diputados y Alcaldes, aún antes de las elecciones, esperando un trato favorable desde la nueva presidencia, se hacían a su lado, abierta o solapadamente, sin considerar que era una desviación ideológica, que generaba conflictos en su partido y provocaba una implosión que obligaría la huida de la mayoría de personas de pensamiento tradicional, se persistió en ello, por razones de poder. Los primeros lazos de la alianza con Bukele fueron la promoción de la ideología de género, el antimilitarismo y la “comprensión” o necesidad de contemporizar con las pandillas. Luego surgirán alianzas eminentemente prácticas, como la que se desprende de la Alcaldía de San Salvador.

Numerosos empresarios creen que harán buenos negocios durante y con el Gobierno de Bukele y que, una oposición fuerte a su gobierno, se los podría impedir. Dicha esperada bonanza económica no llegará a todos los empresarios ni será profunda, es decir, no será de beneficio a toda la economía nacional, pero suficiente para crear cierta estabilidad y esperanza que permitan llegar a las elecciones del 2021 y será entonces cuando podrá apreciarse el grado de implosión sufrido por ARENA.  Esperan, en esa fecha algunos sectores tradicionales recuperar el partido, pero pudiera ser demasiado tarde

La división del empresariado podría provocar un efecto semejante al de Venezuela: la entronización de Hugo Chávez en el poder. Y sin defensa de los valores tradicionales porque el activismo político de la iglesia católica lo impide, sólo queda su defensa a partir de la clase media y la intelectualidad.

La destrucción que estamos viendo de la izquierda es sólo aparente: es sólo la caída de la cúpula tradicional de la misma y no, su derrumbe. La estructura geopolítica cae cuando sus premisas ideológicas se ponen en práctica y se concretizan: tal sucedió con la caída de la Unión Soviética, la transformación de China y actualmente, con la caída de ALBA; la idea persiste: la estamos viendo en su influencia en la ideología de género, en el anti militarismo y en su justificación para la conducta de las Maras. A las ideas socialistas o comunistas sólo las destruirán las ideas nacionalistas y el claro entendimiento de que sólo el sistema capitalista y democrático, puede dar la paz, desarrollo y estabilidad necesarios para vivir como seres humanos libres.

 

Por: Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Comentar