• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

En el cuarto aniversario de la guerra defensiva de Israel en 2006, Hezbollah acumula armas y tropas en la frontera norte

FINUL no logra cumplir el mandato de frenar a Hezbollah respaldado por Irán

El 12 señala el cuarto aniversario del inicio de la guerra defensiva de Israel contra Hezbollah, conocida como la Segunda Guerra del Líbano. [1] Se cree que desde el inicio de la guerra, Hezbollah, un grupo terrorista política, financiera y militarmente respaldado por Irán, ha triplicado su arsenal de proyectiles y misiles. [2] [3]

Mientras tanto, la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (FINUL) no ha logrado cumplir su responsabilidad de impedir que Hezbollah se rearme después del cese del fuego del 14 de agosto de 2006, que puso fin a la guerra.[4]

El ejército israelí difundió el jueves (8 de julio) fotografías aéreas de la aldea de Al-Khiam en el sur del Líbano, situada a dos millas (cuatro kilómetros) de la frontera con Israel, que muestran el crecimiento militar de Hezbollah en más de cien aldeas civiles.[5] Asimismo, se ha informado que Hezbollah cuenta con aproximadamente 20.000 milicianos y unos 200 combatientes apostados en cada aldea chiíta en el sur del Líbano. [6]

La vocera del Ejército de Defensa de Israel, Teniente Coronel Avital Leibovich, dijo el 8 de julio que Hezbollah tiene “depósitos de proyectiles cerca de mezquitas, escuelas y centros médicos en el centro de las aldeas, que se ven como cualquier otro edificio”, y agregó: “Han llevado el témino ‘escudos humanos’ a un nuevo extremo”.[

Datos generales: El inicio de la guerra de Hezbollah contra Israel

La guerra defensiva de Israel contra Hezbollah respaldado por Irán se inició el 12 de julio de 2006, cuando una célula de un grupo terrorista del Líbano se infiltró por la frontera internacionalmente reconocida con Israel, disparó contra dos jeeps del ejército israelí y detonó explosivos cerca de ellos. En estos ataques, Hezbollah mató a ocho soldados israelíes, al tiempo que disparaba también miles de proyectiles y morteros contra las poblaciones en el norte de Israel.[8]

Dos reservistas israelíes, Ehud Goldwasser y Eldad Regev, miembros de una patrulla de rutina en el lado israelí de la frontera, fueron secuestrados por Hezbollah en el ataque inicial contra los jeeps del ejército.[9] Sus restos fueron devueltos a Israel el 16 de julio de 2008 a cambio de la liberación del asesino convicto Samir Kuntar, otros cuatro terroristas libaneses y los cuerpos de decenas de otros terroristas palestinos y libaneses.[10]

Un total de 44 civiles israelíes y 119 soldados resultaron muertos[11] en la guerra de un mes de duración.[12] 

FINUL y su rol en el freno a Hezbollah respaldado por Irán

 

FINUL es responsable de implementar la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíbe explícitamente el rearme de Hezbollah desde la aplicación del cese del fuego.[13] Pero no ha logrado detener a Hezbollah en su desafío a la Resolución 1701 del CSNU (enlace con las Violaciones de las Sanciones de la ONU y del Tratado de No Proliferación Nuclear) y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha declarado que la provisión de armas existentes de Hezbollah viola las resoluciones vigentes del Consejo de Seguridad.[14]

Existen grandes tensiones entre los preservadores de la paz de FINUL y los aldeanos en el sur del Líbano en áreas controladas por Hezbollah, desde que algunos aldeanos desarmaron y atacaron a un soldado de FINUL.[15] El coordinador especial de la ONU para el Líbano, Michael Williams, dijo el 2 de julio de 2010: “La libertad de movimiento de FINUL fue violada, y los países que envían tropas a la ONU están bastante preocupados”. Francia convocó a una sesión de emergencia del CSNU el 8 de julio, para hablar de la reciente violencia.[16]

En abril, Siria fue acusada de enviar a Hezbollah camiones cargados con misiles Scud de largo alcance, en violación de la Resolución 1701 del CSNU.[17] El grupo terrorista tiene ahora misiles y proyectiles que pueden llegar desde el sur del Líbano a la ciudad de Beer Sheva, en el sur de Israel.[18]

En abril de 2010, la secretaria de estado de los EE.UU., Hillary Clinton, dijo en respuesta al envío de armas sirias a Hezbollah: “Todos los países deben dejar de suministrar armas a grupos terroristas como Hezbollah y Hamás. Cada proyectil contrabandeado al sur del Líbano o a Gaza detiene la causa de la paz“.[19]

Comentar