• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El Salvador, primer lugar en el índice de riesgo climático

San Salvador, 29 de noviembre de 2011.
El Salvador está en el primer lugar del índice de riesgo climático según el estudio presentado hoy en Durban por la Organización no gubernamental GermanWatch, durante la Décimo Séptima Cumbre de Cambio Climático que se lleva a cabo en Sudáfrica desde ayer y que concluirá el próximo 9 de diciembre. 

La institución, que se especializa en  materia de desarrollo ambiente y economía, hace este análisis desde 1990 basado en la más confiable información sobre los impactos de los eventos extremos ocasionados por el clima y efectos socioeconómicos adversos. 

Principalmente se centran en dos categorías: pérdidas humanas y económicas que indican que, para 2009, El Salvador tuvo 198 personas fallecidas en un solo evento extremo – la Baja Presión asociada al Huracán Ida que afectó a Verapaz en San Vicente-  y un estimado de $1,827 millones en pérdidas. 

El estudio explica que este esfuerzo “si bien es una parte del rompecabezas de los impactos y vulnerabilidades relacionadas con el clima”, no toma en cuenta aspectos como el incremento del nivel del mar, el deshielamiento de los glaciares o los mares más ácidos o cálidos.

No obstante remarca que esta es una herramienta para determinar “el nivel de exposición y vulnerabilidad a la que están expuestos los países como una señal para prepararse para eventos más frecuentes o más severos en el futuro” 

Por ejemplo, El Salvador ya ha sido señalado como el primer país en el listado de riesgo climático gracias a los datos arrojados hasta 2009 que se toman en cuenta para este estudio.  Pero resulta imposible para los salvadoreños ignorar que en 2010 sufrimos a causa de la influencia de la Tormenta Tropical Agatha  y durante 2011 de la Depresión Tropical 12E. 

Esto pone a El Salvador frente a una situación de variabilidad climática que busca ser evidenciada durante la Cumbre de Cambio Climático por los ocho países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) liderada por la Presidencia Pro Témpore depositada en El Salvador. 

Según el estudio presentado el segundo país en el índice de riesgo climático es China Taipéi seguido por Filipinas, Vietnam, Arabia Saudita, Australia, Camboya, Bangladesh, Nepal y Bután.

“Mientras que Vietnam y Filipinas aparecen frecuentemente en altos puestos del índice de riesgo climático, El Salvador, China Taipéi, Arabia Saudita y Australia han sido golpeados extraordinariamente fuerte en 2009” reseña el estudio. 

De todos los países mencionados entre los primeros diez, solo Australia fue afectada por una ola de calor y los demás fueron afectados por eventos hidrometeorológicos. 

Un vistazo atrás







 

 

 

 

 

Posiciones  de los países        centroamericanos

Honduras                                                 3

Nicaragua                                                4

Haití                                                           6

República Dominicana                       8 

El Salvador                                              17 

Guatemala                                              20 

Belice                                                        24 

 

Después de realizar un análisis anual durante los últimos 19 años, este año la institución ha obtenido el conteo de los países más afectados durante este período: encabeza la lista Bangladesh, seguido por Myanmar, Honduras, Nicaragua, Vietnam, Haití, Filipinas, República Dominicana, Mongolia y Tayikistán. 

El Salvador aparece como el decimoséptimo de este listado de afectaciones y todos los demás países de la región aparecen en las primeras 25 posiciones. 

El total de fallecidos  por eventos extremos en los últimos 19 años asciende a 650,000 personas en un total de 14,000 eventos extremos. 

GermanWatch resalta que ya hay muchos países desarrollados que están tomando acciones referidas a la preparación frente a los desastres y la implementación de la adaptación, no obstante también es necesario que estos adecúen apoyo institucional y financiero para los países en desarrollo. 

Para esto, señalan, es importante la “adopción de un fondo financiero para la  adaptación confiable y adecuado para apoyar especialmente a aquellos países más vulnerables en sus esfuerzos para prepararse ante eventos extremos aún más severos”. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Comentar