• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

EL ISIDRO METAPAN: LE QUITAMOS EL 50% DE LA TAQUILLA AL ALIANZA, NOS LLEVAMOS LA CORONA A METAPAN Y BAJAMOS DE LAS NUBES A LIZANDRO POHL. Adán Salazar

EL ISIDRO METAPAN TOCO EL CIELO POR QUINTA VEZ

Los preparativos para recibir a los ganadores estaba lista desde el día anterior en la ciudad calera, y aunque había cautela con las emociones, la afición rogaba a Dios les permitiera ganar esta final.  El Sábado  Edwin Portillo luego del entreno en su cancha, compartió con los suyos un almuerzo en familia, motivándolos a conservar la fe, empoderándolos de su talento deportivo para traerse su quinta corona.

El Domingo por la mañana, los buses esperaban en el centro histórico metapaneco para llevar a la barra de forma gratuita, gracias a Juan Samayoa, HOLCIM y otros que decidieron apoyar en este esfuerzo, sin embargo los caleros prefirieron ver a su equipo en la comodidad de su hogar por temor a represarías al finalizar el partido como en otras ocasiones; sin embargo como lo ha dicho Oscar Flores, presidente del equipo “El apoyo de la afición, la barra es importante  para motivar a los jugadores”.

Por otro lado el apoyo al alianza vistió de blanco el estadio cuzcatleco; la afición del Alianza comenzó a llegar a las taquillas desde tempranas horas, con mucha adrenalina para apoyar a su equipo, seguros que se adjudicarían la corona, pero en esta ocasión tuvieron que retirarse “vestidos de blanco, y con el corazón roto”.   La barra del ALIANZA lejos de socavar la fuerza de los caleros, les dio ánimos para no dejarse vencer, demostrando valentía  y madurez en el juego.  Definitivamente el técnico del Metapán, Edwin Portillo, con apenas 6 años de haberse incorporado al equipo, ha llevado al equipo por el camino del éxito.

UN PARTIDO ABURRIDO

El partido dio inicio como de costumbre entre barras y emociones, sin embargo se ejecutó de una manera cautelosa, táctica y tan bien pensada que más parecía una lección de futbol en donde los jugadores trataban de matar el tiempo, quitándole la emoción de una final.

SUSPENSO

Las calles de El Salvador lucieron vacías el día de la final.  El estadio estaba abarrotado y los que no pudieron asistir, se sentaron con familiares y amigos a disfrutarlo desde la comodidad de su hogar o en cualquier parte donde hubiera un televisor.

Llegada la hora de los penaltis, el suspenso llegó por fin al pueblo salvadoreño y a los jugadores que agotados, recibieron una nueva dosis de adrenalina dando como resultado al Isidro como ganador.

Sin lugar a dudas el Metapán se ha posicionado como el mejor equipo del fútbol salvadoreño, aún cuando el mayor temor del técnico calero era el tener varios jugadores lesionados, pero si este fue el resultado podrá cosechar buenos resultados en el campeonato de la CONCACAF.

UN PARTIDO CON DEDICATORIA

Este año el equipo metapaneco dedicó esta final a Blas Umaña, padre de Emerson y Nelson Rivera, quién falleció en el mes de Octubre.  Este gesto piensan algunos, fue premiado por Dios y respetado por la afición blanca, aceptando su derrota sin revanchismo.  La madre de Nelson, Doris Tobías, recibió con dolor y alegría la medalla de campeón de forma póstuma.

OPINIONES

*Estamos satisfechos con nuestro equipo y damos gracias a Dios por darnos esta oportunidad.

   Juan Samayoa.

*Los muchachos han trabajado tanto, que teníamos fé que íbamos a ganar.

    Susi  Espinoza

Metapán es grande por su equipo de fútbol y el que no o apoya no es metapaneco.

Como Presidente del equipo considero que se ha hecho un gran trabajo gracias al apoyo de los patrocinadores.  Ahora los retos serán más grandes y hay que seguir trabajando sobre los objetivos ganados, pero con la fe puesta en Dios, la afición y los patrocinadores se puede.

PATROCINADORES

Los grandes patrocinadores con el que el equipo calero pudo llegar a la final:  TIGO, BIMBO, Juan Samayoa, Oscar Flores, Adán Salazar, Salazar Romero y ahora HOLCIM anuncia que se suma al esfuerzo por mantener la corona como patrocinador 2011.

Deja un comentario