El Cristianismo en la Sociedad y el Derecho | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El Cristianismo en la Sociedad y el Derecho

Por     

Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Editor de PUBLICACIÓNACCION http://publicacionaccion.blogspot.com

San Salvador, 29 de diciembre de 2019.

 El nacimiento de Cristo y su prédica, al cambiar en el Derecho Romano, las relaciones de familia, ejerció una tal influencia, que dio origen, a la concepción del Derecho Natural Cristiano, derivando, de su aplicación, la influencia política que generó un dinamismo independiente de la religión (Jus naturalismo), el cual, dio forma al nacionalismo y racionalismo, llegando hasta las formas modernas de Estado. Fue su eje la libertad: en base al principio de libre determinación. El natalicio de Cristo, no sólo cambio el concepto de Dios y relación del hombre con Él, sino que dio forma política a la humanidad, en la forma más perfecta posible; fueron su referencia, los principios de libertad, igualdad y fraternidad humana, derivados de “amaos los unos a los otros”; mandato de Cristo.

 

Las prédicas de Cristo y su posterior difusión por San Pablo, cayeron en terreno fértil, luego de las reformas de Cesar Octaviano Augusto, que pretendía normar la vida romana cotidiana, en aplicación de los principios básicos de convivencia, los que recaían sobre las relaciones familiares. Al suavizar y normar las relaciones de familia, por influencia del cristianismo, como rector de la sociedad, se dio tal transformación, que marcó la “humanización de la sociedad”, haciendo un mundo mejor: los padres de la Iglesia, al desarrollar la patrística y llevar los principios cristianos al plano cotidiano, modificaron la concepción sobre la naturaleza del gobierno humano.

 

Por ejemplo, Tertuliano (Padre de la Iglesia, filósofo y jurista cartaginés (160-220) contrapone el “dominium” (poder absoluto) a la “patria potestas”, derivando ésta, de “pietas” (piedad): el padre debe ejercer su dominio de forma piadosa, considerando la naturaleza humana de sus hijos, y luego, aplicar tal concepto, a las relaciones del rey con sus súbditos, así volviéndose un concepto político. En tal sentido, vemos una relación muy clara en Rusia, cuando el campesino, al momento de referirse al Zar, le llamaba “el padrecito”. Esta es la influencia trasformadora del cristianismo que, al evolucionar permitía romper la natural sujeción al rey, cuando no cumplía sus obligaciones para con sus súbditos y que subsiste, en la corriente racionalista moderna, como el “derecho de insurrección”, Art.88, Constitución.

 

La influencia del cristianismo en la política española, permitió que, en la conquista, se diese el mestizaje y la subsistencia de las características que hoy definen a cada pueblo latinoamericano, pero integrado en el sistema de creencias occidentales. Esto no sucedió con la colonización inglesa, francesa y belga, pues el nativo, lejos de ser considerado como otro ser humano, fue exterminados y confinado en reservaciones, generado conflictos derivados de la segregación racial.

 

Si sumamos las muertes producto de la Gran Hambruna en China, las purgas soviéticas y el genocidio camboyano, suman 98,000,000 de personas asesinadas por la concepción política del socialismo, razón por la cual, el Papa Pío XI afirmó que “el comunismo es intrinsicamente perverso, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieren salvar de la ruina la civilización cristiana”, Encíclica “Divini Redemptoris”. También se condenó al nazismo en la Encíclica “Mit brennender Sorge”.

 

Pero, dada la influencia del cristianismo en la política, también ha querido usarse, con fines para la obtención del poder siendo, la Teología de la Liberación, una forma para ello, en la cual se pretende instaurar nuevamente, figuras paganas, como la “pachamama”, forma precolombina, no relacionadas con los principios cristianos.

 

Pasada la Navidad y un Nuevo Año por venir, debemos pensar que Cristo, al enseñarnos una nueva religión, nos encausó por la forma más conveniente de convivencia.

TENGAN TODOS UN PROSPERO Y FELIZ 2020

Deja una respuesta