• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El cambio climático, “espada de Damocles” para Centroamérica

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, concluyó una gira por Europa que ha tenido por objetivo sensibilizar a la comunidad internacional sobre la destrucción provocada por la depresión tropical 12-E.

Diez días consecutivos de fuertes lluvias ocurridas entre el 9 y 19 de octubre se convirtieron literalmente en un diluvio que devastó amplias regiones en Centroamérica, en donde Guatemala y El Salvador resultaron particularmente afectados. Los agricultores perdieron sus cosechas, más de un millón de personas perdieron sus hogares y sus fuentes de ingreso. El impacto del fenómeno llamado 12 E fue de tal magnitud en El Salvador, con daños cifrados en unos 840 millones de dólares, que el gobierno modificó en cuatro puntos sus previsiones de crecimiento económico. 

“No tuvimos mayores pérdidas humanas porque contamos con un sistema de protección civil bastante organizado. Pero las pérdidas materiales en el sector agrícola y en la infraestructura han sido muy grandes. Necesitaríamos poco más de 1.800 millones de dólares para la reconstrucción. Estamos hablando de una reconstrucción sobre la base de nuevos paradigmas que nos permita enfrentar los fenómenos del cambio climático. Porque cada vez son más recurrentes”, afirma el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, en conversación con Deutsche Welle. 

Sensibilizar a la comunidad internacional 

“Algunos países ya otorgaron ciertos apoyos específicos en la fase de emergencia, ahora les hemos pedido que nos apoyen en la convocatoria a la fase de reconstrucción”, señala el jefe diplomático y añade que en total su país ha recibido poco más de seis millones de dólares de diferentes países de la Unión Europea, de Escandinavia, Asia y Sudamérica.   

Los mandatarios de los países centroamericanos acordaron la conformación de un grupo consultivo que celebrará su primera sesión el próximo 16 de diciembre en El Salvador. “Nuestro énfasis en el grupo consultivo es sensibilizar a la comunidad internacional sobre lo que ha sucedido y enfocar una cooperación como algo complementario”, el diplomático explica que el enfoque de su país no se centra exclusivamente en las ayudas financieras, sino sobre todo en la cooperación con los países amigos para enfrentar los efectos del cambio climático. 

 

Prioridades del SICA 

Al término de su periplo europeo que lo llevó a Suecia y Gran Bretaña, el jefe diplomático explica que originalmente su viaje, preparado con mucha anterioridad, tenía como objetivo promover un acercamiento con el Reino Unido, Suecia y los países escandinavos con los países que integran el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), al que pertenecen Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.  

El Salvador ostenta la presidencia Pro Témpore del SICA en un momento en el que los estragos provocados por las inundaciones han colocado el cambio climático como una de los principales desafíos de la nación centroamericana, tan urgente como la lucha contra la criminalidad y el combate a la pobreza. 

El diplomático reveló que Inglaterra anunció durante su visita su incorporación al grupo de países amigos del plan de seguridad de Centroamérica con un aporte inicial de un cuarto de millón de dólares para respaldar los programas de seguridad de América Central. 

No estamos solos 

“Son tareas que no estamos asumiendo en solitario. Tenemos una apuesta nacional y una regional. Estas tres temáticas son parte de las cinco prioridades que hemos definido con los presidentes centroamericanos”, añade el diplomático. La lucha contra el cambio climático, contra la criminalidad y la pobreza son también los ejes de una cooperación que llama “estratégica” de su país con Estados Unidos.  

 El diplomático señala que el crimen organizado es una amenaza para las democracias en Centroamérica. “Nuestra estrategia de seguridad regional comprende no sólo acciones conjuntas con los países centroamericanos, sino también acciones de coordinación efectiva con México y Colombia para evitar que se produzca un efecto globo, es decir, que cuando el crimen organizado es presionado en un país, se desplace a otro. Es una gran amenaza pero estamos unidos como región para enfrentarla”. 

El canciller concluye la conversación manifestando su esperanza por un estrechamiento en las relaciones políticas y la cooperación bilateral entre la Unión Europea y América Central, cuando sea implementado un Acuerdo de Asociación entre ambos bloques el próximo año. 

 Deutsche Welle 

Autora: Eva Usi
Editor: Pablo Kummetz

Comentar