• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

EDITORIAL: NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

Recién hablábamos que nuestro país sale de una para encontrarse en otra u otras… y  vaya que lío tenemos ahora con el impase armado entre diputados y magistrados, suenan por aquí y allá voces debajo de las camas que aconsejan no moverse porque con la más pequeña de las olas se “ahoga” nuestra democracia. Que el ingreso de diputados independientes a la Asamblea Legislativa podría abrir las puertas al narcotráfico y la corrupción. Que los magistrados son nadie y por tanto nada tienen que decir en fin es todo un jelengue en las “altas esferas” del poder que debe mover al ciudadano común a la risa o al llanto o a las dos cosas a la vez porque lo que se dice y hace allá arriba es digno de un manicomio, redundando: lugar donde nadie piensa bien o peor aún –como es el caso- un lugar donde si se puede pensar bien pero donde la razón se mete en el alambique del interés y sale al otro lado un monstruo ajeno y adverso al interés y al bien común ¿Y ese esperpento al que damos vida con nuestros impuestos, al que le importa un pito el valioso legado que hemos puesto en sus manos a través de nuestro voto engañosamente conseguido y que con toda impunidad se burla de nosotros contribuyentes, ciudadanos, gente del común, aguantalotodo o como se nos quiera llamar, es a ese a quien debemos seguir apañando con nuestra falta de participación y abulia? NO estimados conciudadanos NO, definitivamente NO.

Nuestra democracia se ahoga precisamente porque está secuestrada por grupos de politiqueros a los cuales lo único que les interesa son sus intereses y cuotas de poder que les damos cuando para las elecciones nos ofrecen el oro y el moro y después si te conocí no me acuerdo.

Que si el narcotráfico, la corrupción y etc.… eso ya está por todos lados y en gran medida gracias a que nuestros gobernantes se han dedicado a “otras” cosas pero no a gobernar, que es para lo que el pueblo les eligió y les paga.

Solo miremos las calles de Santa Ana ¿Por qué? Porque nuestros impuestos están sirviendo para pagar millones en deudas que no se sabe por qué ni para qué y pronto ni para eso si le cae un embargo a la alcaldía. ¿Que siempre ha sido así y nosotros igual? Sólo una pregunta como ejemplo: ¿Quién nos va a dar para amortiguadores, ejes torcidos, llantas reventadas y carrocerías flojas que suenan como matracas? ¿Nos lo van a descontar de los impuestos? o ¿Nos lo va a pagar quien mal manejó los fondos municipales?

Si estamos en una crisis, es porque nuestro El Salvador no da para más, crisis que debemos ver con cívica satisfacción, ya que si no nos dormimos este puede ser el real y verdadero inicio de un cambio, un cambio en el cual los ciudadanos comunes asumamos las responsabilidades que nos tocan y acompañemos a nuestros gobernantes en vez de darles ingenuamente cheques en blanco para que hagan de la cosa pública su particular coto de caza.

Que si esto o aquello es o no constitucional, no debe ser óbice para encontrar lo mejor, el pueblo es el dueño y soberano de nuestro país y sino que nos lo pregunten ¿cómo?; a través de un referéndum, que venga por fin a poner orden en casa, dando respuestas claras a las personas de educación notoria que no las encuentran.

Deja una respuesta