• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Dos pandilleros de la 18 condenados por tenencia ilegal de armas

Dos miembros de la pandilla 18 fueron condenados a cuatro años de prisión por Tenencia, Portación o Conducción Ilegal o Irresponsable de Arma de Fuego, sancionado en el artículo 346 “B” del Código Penal, en perjuicio de la Paz Pública.

De acuerdo al informe de la jefa de la Unidad de Delitos de administración de justicia, de la oficina fiscal de Santa Ana, los condenados han sido identificados como Mario Roberto Reyes Bautista y René Alonso Cosme Alvarado, quienes fueron juzgados y sentenciados el tres de noviembre de 2017 en el Tribunal Segundo de Sentencia de la ciudad de Santa Ana, gracias a las pruebas presentadas por la Fiscalía General de la República (FGR)

Según el reporte oficial el hecho ocurrió el 15 de agosto de 2016, en la Colonia La Esperanza y ex línea férrea, municipio de Santa Ana.

El caso inició mientras que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) realizaban patrullaje preventivo y fueron alertados que en un pasaje colindante con la ex línea férrea se encontraba un grupo de pandilleros armados y consumiendo droga, razón por la cual los agentes tomando las medidas de seguridad necesarias se dirigen a la zona, pero los sujetos al observar la presencia policial se dieron a la fuga en dirección a la colonia La Esperanza, posteriormente los oficiales lograron alcanzarlos.

Los agentes procedieron a realizar el registro preventivo, encontrándoles a los imputados Mario Roberto Reyes Bautista y Rene Alonso Cosme Alvarado un arma de fuego tipo carabina a cada uno, con un cargador puesto y uno extra para cada arma. Los involucrados le manifestaron a los agentes que no poseían ningún documento que amparara la legalidad de las armas, por lo que los PNC procedieron a la captura de los pandilleros.

Finalmente el juez del caso decretó una sentencia condenatoria de cuatro años de prisión para cada uno de los sujetos involucrados.

Fuente: FGR

Comentar