• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Dios, Unión, Libertad. ¿Te Acordás?

Dios, Unión, Libertad. ¿Te Acordás?

DiosUnionLibertad
Javier A. Batlle
javierbatlle19@gmail.com

Dios, Unión, Libertad. ¿Qué significa este lema? Para muchos Salvadoreños, tristemente, no significa nada. ¿Por qué llego a esta conclusión tan fácilmente? Pues no sé de qué otra manera podría explicarse el nivel de violencia, falta de respeto y de valores que hoy sufrimos. El pasado 2 de Febrero se volvió a comprobar que muchos Salvadoreños han dejado nuestro lema nacional en el olvido.

Personalmente, y estoy seguro que junto a muchos otros, pienso que nuestro lema es más que una frase plasmada en nuestra bandera; pienso que el lema “Dios, Unión, Libertad” es la clave para conseguir ese progreso y esa paz que todos anhelamos. Vivimos en un país bendecido con el nombre del Hijo de Dios. Independientemente de nuestra denominación, como Salvadoreños, llevamos dentro de nosotros esa herencia de Fe que nos ha caracterizado por muchos años como un pueblo trabajador; un pueblo que, a pesar de tantas calumnias, guerras, terremotos y más, se ha sabido levantar y ha seguido adelante. Somos un ejemplo en carne y hueso de la famosa frase: “cáete 6 veces, levántate 7”, pero muchos se han olvidado de eso.

Nuestro lema también proclama la Unión; pero de nuevo, a muchos se les ha olvidado. La Unión llama a poner al país por encima del odio y el rencor; llama a olvidar esos malos recuerdos con humildad y a trabajar en conjunto por el progreso y la paz. Pero hoy en día, nos creemos todo lo que nos dicen los dirigentes. Ni siquiera nos tomamos la pequeña molestia de investigar un poco, cosa que serviría para darnos cuenta que estamos siendo engañados; a veces con mentiras completas y a veces con medio-verdades fuera de contexto e hiperbolizadas al máximo, que son igual de dañinas y falsas.

Es tiempo de hacer memoria; tiempo de repetir “Dios, Unión, Libertad” hasta que quede grabada en nuestra mente y en nuestro espíritu patrio. Yo sé que con Dios a mi lado y junto a los Salvadoreños que queremos salir adelante (que somos más), vamos a conseguir la Libertad, la Paz y el Progreso. Es por eso que este 9 de Marzo, no me voy a quedar con los brazos cruzados; yo voy a votar por el futuro de El Salvador. ¿Y vos?

Deja una respuesta