Confinamiento y política exterior | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Confinamiento y política exterior

Por

Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Editor de PUBLICACIÓN ACCION http://publicacionaccion.blogspot.com

San Salvador, 2 de noviembre 2020.

Se ha caracterizado el presente Gobierno, por su tendencia al confinamiento forzoso y, falta de claridad, en su política exterior. También, por su falta de transparencia y, su autoritarismo, que complican aún más, los efectos de la pandemia y de la crisis económica mundial, en que vivimos.

Mientras los salvadoreños eran confinados por la suspensión de garantías, solicitada por el Ejecutivo, venían muchos vuelos procedentes de Estados Unidos, con deportados que tenían libre tránsito, aunque se prohibía los vuelos humanitarios, para los “varados”, que  así mismos, llegaron a considerarse  como expatriados.

Si la necesidad de abrir la economía no se impone, aún seguiríamos en confinamiento y el Gobierno exigiría más dinero para asistencialismo, administrándolo sin control. Sólo la presión pública y, lo absurdo de la situación, pudieron hacer que nuestras garantías se impusiesen, fuesen restauradas y, se mantuviesen sin coacción, las medidas sanitarias. Hoy, la baja en los contagios, prueba lo inútil que fue, la destrucción económica, que sufrimos durante la pandemia.

El Gobierno aún mantiene, ciudades en confinamiento, pero bajo el pretexto del contrabando, evitando el libre paso de personas, bienes y servicios en los bolsones, en contravención con la Sentencia de la Haya, que está, sobre la ley secundaria y cualquier otra decisión administrativa.

Hoy los confinamientos se extienden a las entidades de contraloría pública, centrándose en cerrar las dependencias que auditan a la Presidencia de la República y al Ministerio de Hacienda, lo cual traba el sistema legal y, puede ser  principio del ataque directo a opositores políticos y, una continuación de los ataques, contra periodistas y medios de comunicación.

El Gobierno ha mantenido una política muy cercana a la Casa Blanca, con desprecio del Congreso. Mientras tanto, otros colaboradores de Bukele (José Luis Merino y otros), mandan misivas a China y a los países árabes, para obtener ayuda en favor de este Gobierno. Por otra parte, su relación con los Republicanos, según el Presidente Bukele, ha dejado de ser conveniente y trata hoy de encontrar apoyos, con los cabilderos demócratas, gastando los recursos, que necesita El Salvador.

Es incierto el resultado de las elecciones en Estados Unidos: nuestro Gobierno debería tener una relación neutra, acorde con los intereses de todos, pero también, con los de esta región y los intereses occidentales. Por concepto, Estados Unidos, no puede apoyar gobiernos dictatoriales como el de Cuba, Venezuela o Nicaragua, aunque sí mantener una relación de respeto a sus soberanías y, hacer combate directo y persecución, al crimen organizado y al radicalismo islámico, por ir ambos en contra de su sistema político (sistema democrático) y su Seguridad Nacional.

El Triángulo Norte representa para los Estados Unidos, un problema por su inmigración, narcotráfico y los contactos terroristas, con el crimen organizado. Estas amenazas, impiden también que El Salvador, tenga un desarrollo óptimo, y que detenga la emigración (esta se da por el hambre y la amenaza del crimen organizado) por lo que, son coincidentes, nuestro interés y el de Estados Unidos.

El confinamiento y el autoritarismo, sólo conducen a más pobreza y desesperanza, por lo que los salvadoreños, han buscado la vida en los Estados Unidos y otros países. Si se insiste en hacer del país uno, en el cual el asistencialismo sea la norma, será imposible que haya más desarrollo y, no podremos detener la emigración, legal o ilegal, de capital o de talento. El Gobierno está políticamente, esterilizando las condiciones de vida, en un país muy propicio para ella. Basta que el Gobierno, sea sólo el ente aglutinador y rector de la sociedad, para que la libre iniciativa, florezca en prosperidad.

Deja una respuesta