• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Combatir el calentamiento global: hacer a Taiwán parte de la solución

 

Stephen Shu-hung Shen

 

 

 

 

 

 

Ministro, Administración para la Protección
Medioambiental
República de China (Taiwán)

El  calentamiento  global  es  un  peligro  para  el  desarrollo

sostenible y la supervivencia del Homo sapiens y otras especies

del  Planeta  Tierra.  Los  países  de  todo  el  mundo,  incluyendo

a  Taiwán  (la  República  de  China),  han  llegado  a  considerarlo

como una amenaza fundamental para la seguridad nacional.

Pese  a  la  exclusión  de  la  participación  en  los  foros  de  la

Conferencia  de  las  Partes  de  la  Convención  Marco  de  las

Naciones  Unidas  para  el  Cambio  Climático  (UNFCCC,

siglas  en  inglés),  el  Gobierno  de  Taiwán  ha adoptado

acciones para  detener  el  calentamiento  global  y   convertirlo

en  un  “nuevo  acuerdo  verde”  para  la  nación  y  para  el  mundo,

mediante  el  recorte  del  consumo  de  energía  y  la  reducción

de  emisiones  de  carbono.  En  sintonía  con  el  Acuerdo  de

Copenhague  de  2009,  nuestro  Gobierno   declaró  en  2010  a  la

Secretaría  de  la  UNFCCC  que  alrededor  de  2020  reduciríamos

nuestros  “acostumbrados”  (Business-as-usual  (BAU)”)  niveles

de  emisiones  de  gases  de  efecto  invernadero  (GHG,  siglas  en

inglés)  como  mínimo  en  un  30  por  ciento,  una  reducción  más

intensa que la que han propuesto otros países.

En  la  búsqueda  de  este  objetivo,  el  Programa  Maestro  de

Conservación  de  Energía  y  Mitigación  del  Carbono  hace

un  llamamiento  a  concretar  las  “acciones  de  mitigación

apropiadas  a  nivel  nacional”  (NAMAs,  siglas  en  inglés)

en  los  sectores  de  la  energía,  la  industria,  el  trasporte,  la

construcción,  la  residencia  y  el  comercio.  En  la  preparación

para  la  implementación  de  programas  para  la  reducción  de

emisiones  de  GHG,  nuestra  Administración  para  la  Protección

Medioambiental  está  poniendo  en  funcionamiento  mecanismos

para  asegurar  que  nuestras  acciones  y  sus  resultados  sean

cuantificables,  presentables  y  verificables  (MRV,  siglas  en

inglés) de acuerdo con los requisitos de la UNFCCC.

Con  la  intención  de  reforzar  nuestra  responsabilidad,  nuestro

Gobierno  también  está  elaborando  una  “Ley  Reducción  de

Gases  de  Efecto  Invernadero”  y  una  “Ley  de  Impuestos  sobre

la  Energía”,  las  cuales,  en  combinación  con  la  legislación  ya

existente,  servirían  para  establecer  una  regulación  efectiva  que

impulsara  el  rendimiento  de  la  energía   en  todos  los  ámbitos,

que  aumentara  nuestra  capacidad  de  generación  de  energías

renovables,  que  permitiera  a  nuestros  ciudadanos  tomar

iniciativas  para  la  adopción  de  estilos  de  vida  ecológicos,  que

creara  nuevas  oportunidades  de  trabajo  basadas  en  productos  y

servicios  ecológicos  y  que  diera  un  nuevo  impulso  a  nuestras

Como  pilar  importante  de su  visión  de  una  “década  dorada”

para  el  desarrollo  sostenible  nacional  y  la  preservación

medioambiental,  el  presidente  Ma  Ying-jeou  se  ha

comprometido  a  perseguir   estrategias  para  mejorar  los

objetivos  antes  mencionados.  Desde  el  presidente  hacia  abajo,

la  conservación  de  la  energía  y  la  reducción  del  carbón  se

han  convertido  en  mucho  más  que  eslóganes  para  el  pueblo

de  Taiwán.  Para  nosotros,  la  creación  de  una  sociedad  baja

en  carbono  y  el  cuidado  de  nuestro  entorno  natural  se  han

convertido  en  la  base  de  un  “movimiento  de  un  nuevo  tipo  de

Taiwán se preocupa en profundidad por el calentamiento global

y  por  el  peligro  que  éste  representa  para  la  vida  en  la  Tierra.

Para  abordar  con  eficacia  el  desafío  más  serio  de  este  nuevo

siglo  –  el  cambio  climático  –  Taiwán  necesita  participar  en  las

actividades  de  la  Conferencia  de  las  Partes  de  la  UNFCCC.

Esperamos  que  nuestros  aliados  internacionales  ratifiquen  esta

realidad y hagan que Taiwán sea parte de la solución. En lo que

a  nosotros  respecta,   nos  comprometemos  a  compartir  nuestros

puntos de vista, experiencias y recursos con todo el mundo en la

búsqueda de la seguridad y el bienestar de todo el planeta.

Comentar