• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Ciudades emergentes

Por: José María Magaña

unnamedLa semana pasada tuvo lugar el Seminario de Cierre de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (BID- ICES), a cargo de las firmas consultoras Arquitectura, Urbanismo y Cooperación SL (auc) y MamBa Office Atp, al que un grupo de expertos fuimos invitados para exponer nuestra experiencia y dar contexto a la presentación del trabajo Proyecto de Recuperación Integral del Centro Histórico de Santa Ana, El Salvador.

Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, América Latina y el Caribe es la segunda región más urbanizada del planeta que ha pasado de una tasa de urbanización del 64% en 1980 al 79% en 2010. Según esa tendencia, en las próximas décadas un 87% de su población vivirá en ciudades. El crecimiento demográfico y económico de muchas ciudades intermedias (cien mil y dos millones de habitantes) sobrepasará esas tasas; son las “ciudades emergentes”.

La Iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) determinó el papel prioritario que deben jugar los centros históricos y que su conservación y rehabilitación sean motores de desarrollo enfocados en: 1. Sostenibilidad ambiental y cambio climático, 2. Desarrollo urbano integral, 3. Sostenibilidad Fiscal y Gobernabilidad. El programa BID-ICES/2011-15 eligió 55 ciudades. Dentro de estas, cuatro piloto; una de ellas, Santa Ana. Ser designada Ciudad Emergente es resultado del dinamismo registrado por la población urbana en los últimos años. En 1971, el 61% de la población de Santa Ana era urbana, y dentro del período 1992-2007 su crecimiento fue superior al de otras ciudades intermedias. En 2007 su tasa de crecimiento fue de 83%. Ese crecimiento acelerado impuso retos en términos de infraestructura de servicios públicos. El agua potable no llega al 22% de las viviendas, el 37% carece de alcantarillado y el 15%, de recolección de basura; eso refleja un bajo nivel de bienestar y calidad de vida.

Una primera acción fue crear la Oficina del Centro Histórico en la Alcaldía, que se encargará de la Gestión del Plan Estratégico de Revitalización Integral del CH. Se revisó la normativa de protección existente, que incluye nuevas Ordenanzas de Protección, así como el catálogo de bienes culturales. Se identificaron tres proyectos piloto que fueron diseñados y presupuestados.

Los expositores fuimos Julia Dorta Rodríguez (España), “Una década para la recuperación integral del CH de San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, patrimonio mundial”; Juan Luis Isaza Londoño (Colombia), “El Centro Histórico de Mompox, Colombia: la reapropiación social de los espacios públicos del CH”; Luiz Fernando de Almeida (Brasil), “Las experiencias contemporáneas en la recuperación de las ciudades históricas de Brasil”; Max Ojeda (Colombia), redactor de los proyectos de regeneración de los mercados de Montería y Las Cruces, Bogotá, Colombia. Y quien suscribe, “El impacto del turismo sobre los centros históricos declarados patrimonio mundial. El caso de Antigua Guatemala”.

Enhorabuena al alcalde Mario Moreira y miembros del Concejo, así como a los diputados ante la Asamblea Nacional, que han hecho propio el proyecto, lo que permite augurar su éxito.

Opinión / Prensa Libre

Comentar