• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

CENTA CAPACITA AL CONSEJO NACIONAL DE PUEBLOS ORIGINARIOS DE TACUBA SOBRE CONSERVACIÓN DE SEMILLA ANCESTRAL

El Consejo Nacional de Pueblos Originarios de Tacuba, Ahuachapán, recibió por parte del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) una capacitación sobre la importancia y funcionamiento del Banco de Germoplasma de la institución, con el objetivo de orientarles y que inicien la creación de un banco comunitario de semillas criollas.

La capacitación fue coordinada por la Agencia de Extensión de CENTA Tacuba y facilitada por el personal técnico del Banco de Germoplasma. La Inga. Aura de Borja, coordinadora del Banco, explicó los objetivos, funciones y actividades que realizan para el rescate de variedades criollas y especies silvestres a nivel nacional.

El Banco de Germoplasma es una unidad integrada a la Gerencia de Investigación y Desarrollo Tecnológico. Se encarga de colectar y conservar los recursos fitogenéticos en El Salvador.

Borja destacó acerca del procedimiento a seguir para la introducción de germoplasma (tamaño mínimo de la muestra, información a colectar en boleta de pasaporte, acondicionamiento de la muestra y pruebas de germinación) y habló de las condiciones de temperatura controlada para almacenar la semilla durante muchos años.

“Existen 1,308 bancos de Germoplasma a nivel mundial que se diferencia por las especies conservadas, todos han sido creados para la conservación de germoplasma en forma de semillas, polen o cultivo de tejidos y en el caso del CENTA resguarda variedades tradicionales, líneas puras provenientes de Centros de Investigación, semillas criollas y silvestres (maíz, frijol, sorgo, ajonjolí, arroz, chilipuca, etc)” expresó Borja.

De acuerdo a Joaquín Salazar, miembro del Consejo Nacional de Pueblos Originarios de Tacuba, “tenemos identificadas 30 semillas criollas que están aclimatadas en nuestro territorio como: frijol mantequilla, pico de sope (frijol negrito), maíz amarillo, papa, entre otros”.

“La idea que tenemos es formar nuestro propio banco de semillas criollas y aprender técnicas para conservarlas, porque el tratamiento que le hago a mi semilla, es secarla, guardarla en bolsa de tela, luego la pongo en un lugar donde no llegue calor y me dura un año con el proceso que le hago’’, explicó Salazar.

Esta capacitación es la segunda de 5 programadas para el mes de septiembre, donde se les brindará información de como resguardar el germoplasma de variedades criollas de hortalizas y granos básicos que contengan alto valor nutricional y adaptadas a las condiciones del municipio de Tacuba.

Asimismo, recibirán charla acerca de la restauración y recuperación de los suelos; manejo, uso y propagación de plantas medicinales aromáticas y alimenticias; y elaboración de pomadas y jabones.

Eduardo Rodríguez, coordinador de la Agencia CENTA Tacuba, dijo que proyecta introducir huertos comunales permitiendo proveer de semillas a las comunidades que integran el Consejo y de esa manera contribuirán a la seguridad y soberanía alimentaria local.

“La comunidad indígena de Tacuba quiere iniciar el trabajo del rescate de la semilla criolla
y establecer su propio banco comunitario que les permita a ellos reducir los costos de producción y también llevar parcelas diversificadas con otros materiales nativos’’, dijo Rodríguez.

El interés de estos productores y productoras de capacitarse es rescatar parte de la semilla utilizada por sus antepasados, la cual permite conocer técnicas y prácticas de resguardo a través de la capacitación impartida por el CENTA.

Comentar