• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

California y la maldición de los incendios

California y la maldición de los incendios

California es una tierra de fuego. Los incendios que arrasan varios condados del Estado desde el pasado domingo se han cobrado la vida de al menos 17 personas. La imagen de satélite superior muestra el estado de los fuegos entre el lunes y el martes pasado, horas después del inicio de unos incendios que ya han arrasado 2.000 casas y que han obligado a evacuar a 30.000 personas. El mapa inferior muestra en rojo los lugares con fuegos detectados por los satélites de la NASA en los últimos siete días. Cuanto más intenso es el color, más reciente es el conato detectado.

 

Según los datos de Cal Fire, la agencia forestal y contra incendios de California, solo en 2016 se registraron casi 7.000 incendios, que afectaron a un área de 228.000 hectáreas, pero los grandes incendios han sido una constante en la historia del Estado.

California vivió su incendio más mortífero en 1933. El fuego del parque Griffith causó 29 muertos. Se inició en las inmediaciones del antiguo zoo de Los Ángeles, donde un dispositivo de 3.780 hombres recogía rastrojos dentro de un programa social para mitigar el desempleo tras la Gran Depresión. Cerca de donde trabajaban se produjo un pequeño incendio y se pidió a parte del retén que ayudase a extinguirlo. Pero un cambio en la dirección del viento alimentó una lengua de fuego que mató a 29 hombres e hirió a otros 150.

El triste récord en número de edificios destruidos del Estado americano se destrucción de edificios se alcanzó muchos años más tarde, en 1991, en el condado de Alameda. El incendio afectó el túnel de las colinas de Oakland y acabó con 2.900 estructuras. La intensidad del humo provocado alcanzó la ciudad de Sacramento, a unos 150 kilómetros de distancia. Como resultado de la catástrofe, más de 1.000 familias perdieron sus viviendas y 2.000 vehículos resultaron dañados. El perjuicio económico ascendió a 2.600 millones de dólares.

El incendio de Cedar, en 2003, es el más dañino en hectáreas quemadas de la historia reciente de California. Ostenta el récord, además, de ser el mayor causado por una persona, Sergio Martínez, un cazador novato que, perdido en la montaña, lanzó dos vengalas para señalar su ubicación. El fuego provocado destruyó más de 110.000 hectáreas. El Gobierno federal declaró zona catastrófica los condados de Los Ángeles, San Bernardino, San Diego y Ventura, y para combatirlo el gobernador del Estado, Arnold Schwarzenegger, activó el estado de emergencia y a la Guardia Nacional. El coste de los daños se cifró en 1.240 millones de dólares.

Fuente: El País Internacional

Comentar