Cada año 6 millones de personas en el mundo mueren a causa del tabaquismo | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Cada año 6 millones de personas en el mundo mueren a causa del tabaquismo

•

El 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud celebra el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de recordar los
riesgos que supone su consumo.
La muerte por fumar sólo es superada en el mundo por la presión alta.2

•

Centroamérica, Mayo de 2012- Llamar la atención en el mundo sobre la epidemia del tabaquismo y sus efectos
letales es el objetivo que la Asamblea Mundial de la Salud instituyó desde la creación del Día Mundial Sin Tabaco en
1987 ya que el fumado es la principal epidemia prevenible a la que se enfrentan las instituciones que promueven la
salud en el mundo.

El informe de la OMS sobre el tabaquismo, donde se advierte sobre los peligros de su consumo actualiza los datos
sobre los logros de los países con respecto a las seis medidas de MPOWER establecidas en el 2008 por la OMS y
se recogen otros datos acerca de las advertencias al público sobre los peligros del tabaco. Las medidas MPOWER
fueron creadas para describir con cada una de sus letras un mensaje acerca del tabaquismo de manera que Monitor
significa vigilar el consumo de tabaco, Protect: proteger a la población del humo de tabaco, Offer: ofrecer ayuda para
el abandono del tabaco, Warn: advertir de los peligros del tabaco, Enforce: hacer cumplir las prohibiciones sobre
publicidad, promoción y patrocinio y Raise: aumentar los impuestos al tabaco.

Además el informe examina detalladamente las dos estrategias principales para enviar advertencias sanitarias: el
etiquetado de los paquetes de tabaco y las campañas en los medios de comunicación ya que cada año el tabaco
causa pérdidas económicas de miles de millones de dólares sin dejar de lado la preocupación de que si se mantiene
la tendencia actual, en el 2030 el tabaco matará a más de 8 millones de personas al año y el 80% de esas muertes
prematuras se registrarán en los países de ingresos bajos y medios. Si no se adoptan medidas urgentes, el tabaco
podría matar a los largo del siglo XXI a mil millones de personas o más.3

La situación de las medidas de MPOWER muestra que todos los países independientemente de su estructura
política e ingresos, pueden aplicar programas eficaces de control de tabaco destinados a reducir su consumo y en
mucho casos algunos han avanzado en ese sentido y pueden considerarse como modelos para la actuación de
otros países que todavía no han trabajado en la lucha contra el fumado.

La continuidad de esos progresos impedirá que millones de personas mueran cada año de enfermedades
prevenibles relacionadas con el tabaco y ahorrará millones de dólares en gastos sanitarios y pérdidas de
productividad.

Datos que hacen la diferencia con la aplicación de las medidas MPOWER

Aproximadamente 3.800 millones de personas (el 55% de la población mundial) se benefician de al menos una
medida que ha alcanzado el máximo nivel de consecución, y entre ellas se incluyen los 1.100 millones que se
favorecen de una nueva política desde el 2008.
También en 23 países con 1.900 millones de habitantes se han realizado en 2009 o 2010 campañas en los medios
de comunicación contra el consumo de tabaco, una medida MPOWER que se evalúa por vez primera en el informe.
Los mayores progresos, medidos en términos de población abarcada, se han hecho en la esfera de las advertencias
sanitarias en los paquetes de tabaco; otros tres países con una población de 458 millones han promulgado leyes al
más alto nivel sobre el etiquetado de los paquetes.

En 16 países con una población de 385 millones se han promulgado leyes nacionales que prohíben fumar en todos
los lugares públicos y de trabajo; otros 100 millones de personas se encuentran protegidas por leyes integrales de
este tipo vigentes a nivel subnacional.

Pese a los progresos que están realizando los países en la recaudación de impuestos sobre el tabaco, sigue
habiendo por parte de los gobiernos una financiación insuficiente de las actividades de control del tabaco. Los
gobiernos recaudan aproximadamente US$ 133 000 millones en impuestos sobre el consumo de tabaco, pero
solo gastan menos de US$ 1000 millones en actividades de control del tabaco, déficit que resulta especialmente
llamativo en los países de ingresos bajos y medios.

Deja una respuesta