• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

TAIWAN BUSCANDO LA PRESEA DE ORO

Por:AUDREY WANG

·         Fecha de publicación:07/01/2012

El Gobierno hace grandes esfuerzos para ayudar a los atletas en su preparación para las Olimpiadas de Londres, y para cultivar las estrellas deportivas del mañana.

Rasguños y duros callos en las palmas de la mano de Hsu Shu-ching, de 21 años de edad, son signos de sus incontables sesiones de entrenamiento desde que comenzó a participar en el deporte del levantamiento de pesas en la escuela secundaria. Con esperanzas olímpicas, Hsu ha pasado un promedio de seis a siete horas al día ejercitándose y ha tenido muy pocos días libres durante los últimos dos años. Durante el feriado del Año Nuevo Lunar en enero, por ejemplo, Hsu y otros miembros del equipo de levantamiento de pesas fueron a casa sólo para una cena con la familia e inmediatamente regresaron a entrenar al día siguiente.

A Hsu no le molesta no tener tiempo para participar en actividades de ocio y tampoco le importa las abrasiones a sus manos. Ahora, una estudiante universitaria de segundo año, Hsu ha pasado la mayor parte del tiempo, desde la secundaria, viviendo y entrenando en el Centro Nacional de Entrenamiento Deportivo (NSTC, siglas en inglés) en Zuoying, Ciudad de Kaohsiung, en el sur de la isla, siempre preparándose para la próxima competencia internacional en la agenda.

“Seré feliz siempre que pueda realizar mi mejor levantamiento [en las Olimpiadas]”, dice con una gran sonrisa. Sobre la preparación para su primera Olimpiada, los juegos de verano que se realizarán a finales de julio hasta mediados de agosto en Londres, Hsu dice que ha reforzado sus destrezas técnicas y tratado de construir su fortaleza a un nivel óptimo.

Participar y brillar en la arena olímpica es un sueño compartido por Hsu y muchos de los atletas que han entrenado durante años en el NSTC, la principal instalación del país para que los deportistas, hombres y mujeres, se preparen para eventos internacionales. El Consejo para los Asuntos Deportivos (SAC, siglas en inglés), de nivel de Gabinete, calcula que alrededor de 40 atletas taiwaneses participarán en las Olimpiadas de este año en deportes, tales como arquería, ciclismo, esgrima, tiro deportivo, tenis de mesa, taekwondo, natación, atletismo, levantamiento de pesas y windsurf.

Entre estas categorías, Chiu Ping-kung, director del Instituto de Postgrado de Ciencias del Entrenamiento Deportivo, de la Universidad Nacional de Deportes de Taiwan, considera que el equipo olímpico de Taiwan ganará medallas posiblemente en arquería, taekwondo y levantamiento de pesas. El equipo competirá bajo el nombre de Chinos-Taipei. “Estamos entre los ocho [países] en estos deportes en cada Juego Olímpico desde 1988”, dice Chiu, quien es también secretario general de la Asociación de Arquería de Chinos-Taipei y compitió en el deporte en la Olimpiada de Verano 1988 en Seúl. “Eso indica que mantenemos un desempeño estable en estos deportes y Taiwan ha preparado algunos atletas muy competitivos en estas áreas”.

A pesar de eso, ganar medallas olímpicas continúa siendo una tarea difícil para la mayoría de los competidores. En las Olimpiadas de Pekín 2008, Taiwan envió 80 atletas en 15 deportes, pero ganó solamente 4 medallas de bronce. El país ha ganado un total de sólo 19 medallas olímpicas hasta la fecha —16 en deportes individuales y tres por deportes en equipo— a pesar de los generosos premios en dinero efectivo que ofrece el Gobierno para los medallistas olímpicos. Actualmente, los ganadores de medalla de oro, plata y bronce pueden recibir premios de NT$12 millones, $7 millones y $5millones (US$400.000, $233.000 y $167.000) respectivamente. De forma alterna, ellos tienen la opción de recibir el dinero en la forma de estipendios mensuales de NT$75.000, $38.000 y $24.000 (US$2.500, $1.300 y $800) por el resto de sus vidas.

Chiu cree que las pocas medallas ganadas por el país tienen que ver con la poca prioridad colocada en los deportes en la cultura taiwanesa. “Raras veces se escucha a los padres que animen a sus hijos a practicar más deportes”, dice Chiu. “[En general] los deportes no son considerados algo para ganarse la vida”. Wang Yu-bin, un entrenador de arquería en una escuela secundaria superior en Taitung, este de Taiwan, y jefe de entrenadores del equipo de arquería olímpico de Taiwan, indica que las dos principales opciones de carrera para los atletas retirados es ser entrenador o profesor de educación física, pero la cantidad de cargos para ambos es bastante limitada en vista del bajo índice de natalidad de Taiwan. Incluso durante los años cuando competían, dice Wang, la mayoría de los atletas pasaban trabajo para encontrar patrocinio para cubrir sus gastos. “El concepto de patrocinar atletas aún no tiene una gran aceptación entre las empresas de Taiwan”, comenta Wang.

Chiu está de acuerdo, y explica que esto puede tener algo que ver con la estructura económica de Taiwan. El dice que la mayoría de las grandes compañías en Taiwan producen componentes o productos terminados para corporaciones en el exterior. Por ello, no venden mercancía bajo su propia marca. Por lo tanto, las compañías locales no se entusiasman a patrocinar atletas porque no ganan mucho comercialmente ni estimulan su imagen corporativa. Bajo estas circunstancias, dice Chiu, el Gobierno debería tomar más responsabilidad a la hora de patrocinar a los atletas.

Como ex competidora de atletismo, la ministra del SAC, Tai Hsia-ling, está muy al tanto de los retos que enfrentan los atletas locales. Ella cree que el Gobierno necesita centrarse más en la producción de una amplia variedad de empleos relacionados con el deporte, mediante la expansión de la industria deportiva, un término que abraca todas las empresas que brindan productos y servicios relacionados con los deportes. Haciendo referencia a la promulgación de la Ley para el Desarrollo de la Industria Deportiva en marzo de este año, Tai dice que la ley es especialmente importante porque sirve como base legal para que el Gobierno ofrezca índices de interés favorables para préstamos a fin de comenzar un negocio relacionado con el deporte. Tai dice que los atletas calificados tienen derecho a recibir un préstamo de hasta NT$5 millones por un máximo de 10 años a un interés de alrededor del 1,5%. SAC también funcionará como garante para todos los solicitantes calificados y pagará el interés para algunos atletas seleccionados, agregó.

Deducciones arancelarias para patrocinadores

Además, la recién implementada ley cumple un papel importante en el estímulo del patrocinio corporativo al ofrecer incentivos arancelarios, según la ministra. “La ley permite que todas la donaciones y patrocinios realizados por empresas sean incluidos como gastos anuales”, señala. “No hay límite superior en cuanto al monto de dinero que puede incluirse como un gasto”.

Tai indica también que hay un programa de SAC que tiene el objetivo de promover el desarrollo de la industria de los deportes, mientras estimula a los pacientes a mejorar su salud a través del ejercicio. Desde 2010, el Consejo ha brindado subsidios de hasta NT$5.000 (US$167) cada tres años a aquellos que comienzan a hacer ejercicios por recomendación médica. El programa tiene como objetivo siete tipos de enfermedades crónicas: apoplejías, depresión, artritis degenerativa y enfermedades cardiovasculares, y está disponible en gimnasios seleccionados. “Una vez se den cuenta que hacer ejercicio puede mejorar su salud, es fácil que se habitúen al ejercicio regular”, dice Tai, agregando que hasta ahora, alrededor de 1.400 ciudadanos han recibido estos beneficios.

Para cultivar más competidores atléticos de alto perfil, Tai explica que la prioridad de SAC es atraer y fomentar el talento deportivo en los niveles bases. “Calculamos que se requiere de por lo menos ocho a 12 años de entrenamiento para que un atleta pueda competir en el nivel internacional”, explica. “Si nuestra política se centra solamente en la formación de deportistas de élite, siempre dependeremos de la buena suerte para encontrar un excelente atleta”. Por este motivo, señala Tai, en 2010, SAC comenzó a destinar casi NT$200 millones (US$6,67 millones) anuales como ayuda financiera para los atletas que estudian desde la escuela primaria hasta la universidad, que reciben entrenamiento en docenas de centros de entrenamiento atlético financiados por el Gobierno alrededor del país.

Estas instalaciones han funcionado como parte de las escuelas primarias y secundarias durante años, pero, según Tai, los recursos disponibles para ellos son escasos. Con el nuevo programa, un estudiante universitario calificado, por ejemplo, puede recibir un máximo de NT$30.000 (US$1.000) por semestre como ayuda para cubrir los gastos de matrícula y un máximo de NT$15.000 (US$500) mensual para gastos básicos, además de un subsidio mensual por un total de NT$4.240 (US$142) para asistencia académica y asesoramiento sobre orientación vocacional. Al financiar parte del costo de la educación  y gastos básicos de los jóvenes atletas, según Tai, “la iniciativa puede ayudar a aplacar las preocupaciones de los padres y estimular más a los estudiantes a participar en los deportes”.

Tai explica que el apoyo del Gobierno está principalmente dirigido hacia los atletas aficionados como una manera de ayudarlos a encontrar y desarrollar sus talentos en los deportes desde temprano. Si se convierten en profesionales, los atletas serán responsables de encontrar su propio apoyo financiero porque ser un atleta profesional es una opción personal, así como cualquier otro trabajo.

Originalmente los Juegos Olímpicos pretendían ser para atletas aficionados, pero las restricciones se levantaron después que el Comité Olímpico Internacional votó en 1986 para permitir que los atletas profesionales compitieran. Según Wang Yu-bin, aunque el equipo olímpico de Taiwan entrena al nivel profesional, la mayoría de los atletas este año son considerados amateurs, y muchos de ellos son estudiantes a tiempo completo. Los pocos profesionales locales que participarán por medallas olímpicas en Londres incluyen el tenista Rendy Lu y la ciclista Hsiao Mei-yu. La estrella taiwanesa del golf Yani Tseng podrá representar a Taiwan en las Olimpiadas de 2016 en Río de Janeiro, Brasil, cuando el golf sea un deporte olímpico oficial por primera vez.

Wang Han-chung, director de NSTC, tiene muchas esperanzas en que Taiwan obtendrá más medallas olímpicas en Londres que las que ganó en Pekín. “Muy posiblemente nuestro equipo pueda continuar el gran desempeño y alta moral que tuvimos en los últimos Juegos de Asia y los Juegos Universitarios Mundiales en las Olimpiadas”, dice Wang, quien agrega que Taiwan trajo a casa un total de 13 medallas de oro en los Juegos de Asia de 2010 celebrados en Guangzhou, China continental, el  mejor desempeño del país en el evento en los últimos 10 años.

Como preparativo para la próxima Olimpiada, el director dice que NSTC invitó a casi 50 especialistas para complementar el entrenamiento y el apoyo a los atletas. Sus conocimientos abarcan muchas disciplinas: dieta y nutrición, medicina, fisiología, psicología y tecnología deportiva. Los atletas van a sesiones de orientación personal de manera regular para mantener la buena condición psicológica. La condición física de cada atleta es también supervisada detalladamente en una rutina diaria que incluye el registro de la temperatura corporal, el ritmo cardíaco y el peso.

Cuenta regresiva final

Wang, de NSTC, dice que la primera preocupación del centro durante los últimos cien días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos es prevenir que los atletas se lesionen. “Una lesión puede interrumpir el progreso del atleta durante varios meses, y sería difícil recuperarse antes de los juegos”, dice el director. Por esa razón, dice que NSTC ofrece una clínica para prevención de lesiones deportivas y tratamiento de siete días a la semana, asimismo insta a los atletas a quedarse en el centro durante los días feriados, brindándoles entretenimiento, tales como karaoke y películas, así como servicios de masaje. Se les recomienda plenamente visitar sólo a los médicos del centro y así evitar que tomen cualquier medicamento que pueda provocar un resultado positivo a las pruebas de drogas en las Olimpiadas.

Como parte importante de la preparación de Taiwan antes del magno evento, a finales de marzo SAC llevó a un grupo de entrenadores y funcionarios de SAC, así como a varios expertos del NSTC a visitar las instalaciones del evento en Londres. El viaje, según Wang Han-chung, brindó información esencial a los entrenadores para perfeccionar las estrategias de entrenamiento, una medida que puede ser crucial en la oportunidad de ganar medallas para Taiwan este verano. Por ejemplo, dice el director, el jefe de entrenadores de ciclismo condujo y filmó en video toda la ruta de 140 kilómetros de longitud donde será la competición de ciclismo, así como las condiciones del camino y sus alrededores. Como consecuencia, el entrenador puede usar terrenos similares y preparar a los ciclistas para cuándo acelerar o cuándo reducir la velocidad en ciertas marcas del kilometraje a lo largo de la ruta.

Mientras que algunos atletas se preparan para realizar su mejor actuación en las Olimpiadas, el Gobierno está planificandoUniversiade Verano 2017, o Juegos Universitarios Mundiales, que se realizará en la Ciudad de Taipei. “Más de 10.000 atletas de casi 160 países vendrán a Taiwan a participar en las competiciones”, explica Tai, de SAC. “Será una competencia del más alto nivel y el evento multideportivo de mayor envergadura realizado en Taiwan”. Según la Ministra, la participación en los juegos ayudará a los atletas locales a mejorar su desempeño, y el evento impulsará el perfil internacional de Taiwan. Taipei renovará varias instalaciones deportivas antiguas y construirá varias nuevas. Tai explica que cuando Taipei fue sede de las Olimpiadas para Sordos en 2009, la ciudad no contaba con una piscina de estándares internacionales, por ejemplo, y los eventos de natación se realizaron en la Ciudad de Hsinchu, a casi 90 minutos en vehículo de la capital. “Pero para los Juegos Universitarios Mundiales, Taipei tendrá una nueva piscina, canchas de baloncesto y de tenis con estándares internacionales”, dice ella, agregando que estas instalaciones mejorarán el ambiente general para los deportes competitivos y la -salud física en general.

Aparte de las instalaciones, el entrenador de levantamiento de pesas de NSTC, Tsai Wen-yi, señala que la autodisciplina es la clave para ser un -atleta destacado. Tsai ganó la medalla de bronce en la categoría de 60 kilogramos en levantamiento de pesas en las Olimpiadas de 1984 en Los Angeles, y ahora entrena a los competidores olímpicos Hsu Shu-ching y Huang Shih-hsu. “Ellos necesitan ponerse el listón alto  y saber cómo esforzarse para alcanzar un alto estándar”, señala Tsai. “Esto no sólo se aplica a su entrenamiento, sino a su vida cotidiana también”, y explica que todos los aspectos del estilo de vida de un gran atleta, incluyendo dieta, sueño, ejercicio, salud y seguridad personal, se consideran parte del entrenamiento para las competencias, y un atleta tiene que saber organizarlos.

Nada como ganar

Cuando habla sobre su experiencia olímpica, Tsai dice que cuando subió al podio olímpico, la alegría que sintió es difícil de describir y él espera que los atletas que entrena puedan algún día experimentar el mismo sentido de logro. “Estaba tan feliz y pensé que ‘la medalla estaba destinada para mí’”, recuerda. “Eso fue porque sabía cuántos sacrificios tuve que hacer y cuánto practiqué. Porque hice algo que otros no pueden hacer, sentía que merecía estar allí”, continúa. “Me di cuenta de cuánto lo deseaba [una medalla] y fue una gran estímulo que siempre llevaré conmigo”.

El entrenador de arquería Wang Yu-bin comparte el mismo sentimiento, y dice que el sentido de honor es la principal motivación de los atletas, mientras que el atractivo premio monetario es sólo un incentivo adicional. “Cuando los atletas llegan a cierto nivel, la única meta que tienen es lograr el máximo honor en competiciones internacionales”, explica. “Siempre que continúen compitiendo, la mayoría de los atletas no piensan mucho sobre lo que les deparará el futuro. Ellos sólo quieren dar lo máximo de sí y ganar una medalla de oro”.

Wang, director de NSTC, dice que el significado de la participación de Taiwan en las Olimpiadas, sin importar el número de medallas que capturen los atletas del país, es que el evento puede unir a todos los ciudadanos mientras apoyan a los atletas locales. También inspira a los jóvenes del país a tener un sueño y a luchar por lograrlo, así como lo han hecho estos competidores olímpicos, añade.

Tsai dice que continuará entrenando a levantadores de pesas en el equipo nacional, no sólo para los juegos de Londres, sino también para otras competencias que tendrán lugar en los próximos cuatro años, incluyendo las Olimpiadas de 2016. El cree que las competencias atléticas ofrecen igualdad de oportunidades para los países que compiten independientemente del tamaño de la nación. “Espero que la gente pueda ver que podemos llegar a la cima, así como cualquier otro país, siempre que tengamos fe en nosotros mismos y trabajemos duro”, dice.

Cuando se le pregunta que le ha llevado a continuar con un entrenamiento tan duro, que la mayoría de los jóvenes no aguantaría, la levantadora de pesas Hsu Shu-ching responde, breve y alegremente, diciendo, “Ganar la gloria para mi país”. Además, ella expresa su aprecio a sus entrenadores por todo el cuidado y apoyo en su larga preparación. Lista para mostrarse ante el mundo en la arena olímpica, Hsu está emocionada. “No estoy nerviosa. Espero ansiosa ese momento, espero ansiosa  y espero ansiosa”,  dice ella.

Comentar