• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • WhatsApp Image 2017-05-12 at 4.32.46 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Bonos de El Salvador se consideran los de peor desempeño del mundo

Según Pérez, “son los que más han caído en el mundo en los primeros 10 días de abril”. Calificadora S&P advierte más riesgo por imposibilidad de adquirir deuda.

La falta de acuerdo político en El Salvador ha provocado que en la última semana, de nuevo, las agencias Standard & Poors y Fitch Ratings rebajaran sus calificaciones de riesgo soberano para el país.

Bloomberg, la agencia de datos y noticias financieras internacionales, incluso, registra que la incapacidad de superar un déficit presupuestario sigue pasando factura a los inversionistas.

El economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Carlos Pérez Trejo, explicó que Bloomberg registra un índice de bonos que controla el comportamiento ponderado de todos los bonos de un grupo de países, entre ellos El Salvador. “Los bonos son el mejor reflejo de las consecuencias de la mala imagen del país”.

Según Pérez, Bloomberg considera que los bonos salvadoreños “son los de peor desempeño del mundo”, porque “son los que más han caído en el mundo en los primeros 10 días de abril. Incluso los bonos de Venezuela tienen un mejor desempeño”, dijo.

El efecto más notorio es que los bonos soberanos de la nación extendieron las pérdidas de abril a un promedio de 3%, incluso por debajo de los títulos valores de países históricamente en crisis como Grecia y Venezuela.

De acuerdo con el analista, los actuales tenedores de bonos, incluyendo las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y los bancos locales, “están perdiendo capital”.

“Ellos pagaron sobre un valor de 100 y en esta semana algunos bonos, como el de 2025 y el de 2027 se cotizan por debajo de 89, es decir que están perdiendo más del 11% de su inversión”, sostuvo.

Sin duda, la preocupación de los acreedores del gobierno al saber que dos agencias rebajaron sus calificaciones y pusieron al país en un escalón más cercano al de incumplimiento de pago, también es una barrera para seguir colocando títulos de deuda pública.

Cáceres quiere quedar bien con otros

Citando al propio ministro de Hacienda salvadoreño, Carlos Cáceres, Bloomberg publicó ayer un artículo en el que el funcionario destacó que si bien, un estancamiento político fue lo que provocó el impago de deuda local a las AFP, la situación “no plantea ningún riesgo para los inversionistas extranjeros”.

Según la publicación, Cáceres dijo: “Lamentamos la preocupación que esto ha causado a nuestros inversores y estamos conscientes de los efectos de esta cuestión, pero garantizamos que no se vean afectadas otras obligaciones”.

Dejando entrever que prefiere quedar bien con los inversionistas y las obligaciones extranjeras; pero no le importa quedar mal con los cotizantes de las AFP, que son quienes aportan dinero para comprar títulos del Gobierno, ni con la deuda de pensiones.

Bloomberg aclaró que las declaraciones del ministro fueron proporcionadas a través de una entrevista telefónica desde El Salvador, horas antes que S&P redujera la calificación de riesgo.

Cáceres quiere quedar bien con otros

Citando al propio ministro de Hacienda salvadoreño, Carlos Cáceres, Bloomberg publicó ayer un artículo en el que el funcionario destacó que si bien, un estancamiento político fue lo que provocó el impago de deuda local a las AFP, la situación “no plantea ningún riesgo para los inversionistas extranjeros”.

Según la publicación, Cáceres dijo: “Lamentamos la preocupación que esto ha causado a nuestros inversores y estamos conscientes de los efectos de esta cuestión, pero garantizamos que no se vean afectadas otras obligaciones”.

Dejando entrever que prefiere quedar bien con los inversionistas y las obligaciones extranjeras; pero no le importa quedar mal con los cotizantes de las AFP, que son quienes aportan dinero para comprar títulos del Gobierno, ni con la deuda de pensiones.

Bloomberg aclaró que las declaraciones del ministro fueron proporcionadas a través de una entrevista telefónica desde El Salvador, horas antes que S&P redujera la calificación de riesgo.

Fuente: EDH

Comentar