• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Blanca necesita de una mano amiga

En El Salvador, muchas familias viven en condiciones deplorables, algunos de ellos no poseen un empleo estable que pueda cubrir las necesidades básicas que a diario se tienen.

No tener un trabajo, no significa que las personas no cuenten con la experiencia necesaria o cualquier otro requisito que se les pida al momento de una entrevista, muchos han sido obligados a abandonarlo para cuidar de un ser querido que se encuentra con una discapacidad o enfermedad terminal.

Este fue el caso de Blanca Isabel, quien durante mucho tiempo, cuido de su pequeño sobrino Eduardo, a quien la vida le arrebato a sus padres, lamentablemente el niño posee una discapacidad que lo limita a valerse por sí mismo, por lo que sus tíos y su hermana le ayudan a diario.

La familia reside  el caserío Potrerillos Arriba, cantón Planes de la Laguna del municipio El Congo de esta cabecera departamental.

Hoy la vida le da un duro golpe a Blanca, quien durante 27 días estuvo hospitalizada, los médicos le diagnostican una enfermedad terminal.

A sus 30 años se encuentra postrada en una cama, donde su esposo y sobrina deben cuidar de ella y su sobrino.

“Blanca, una dura historia, 27 días hospitalizada; ingresada con dos semanas en un proceso de fiebres, tuberculosis y algo aún más fuerte que hemos decidido reservar, en este lapso en su espalda se le hizo una enorme llaga la cual está causando mucho dolor, al igual que en sus pies y rodillas, con su voz que apenas logramos escuchar nos dijo que en casa se siente mejor pero que hay mucho dolor en sus huesos” dijo Claudia Ávalos, una de las personas que se ha conmovido ante el caso de esta familia y cada determinado tiempo ofrece su ayuda.

Ávalos narra, que hoy: “Su gran ayuda, su sobrina, quien se ha convertido en la ama de casa, y su compañero de vida es su enfermero, él nos dice: yo la voy a cuidar hasta donde pueda. Y con lágrimas en sus ojos dice: anoche casi no dormimos”.

Con los ojos cansados, que muestran agradecimiento, Blanca observa cuando, Claudia Ávalos se acercó a Eduardito para acariciarlo, mientras que toda la familia con una sonrisa, agradece el apoyo incondicional de esta mujer, que se ha convertido en un ángel para ellos.

Claudia, explicó que se necesita urgentemente toallas, sabanas, y material para curaciones, aparte de leche ENSURE para lograr vitaminarla.  “Créanme que hoy no fue nada fácil, es una de las visitas más fuertes, de esas que te dejan sin palabras y el corazón roto, pero confío en que Dios que tocará más corazones para poder apoyarle  en lo que necesiten. A ello le agregamos que su compañero de vida no puede salir a vender, pues debe cuidarla a tiempo completo” añadió.

Cualquier persona interesada en brindar una mano amiga, puede informar a este medio de comunicación a través de los números, 2441-3372 ó 2447-7517, por medio de la página de Facebook o contactar a Claudia Ávalos, al número telefónico: 7727-3984, la ayuda será bien recibida.

Por: Victoria Cabrera

Comentar