• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Bebé salvadoreño es intervenido de urgencia en hospital de Islas Caimán

Con el reloj en contra, ambos padres querían salvar al pequeño de sufrir una muerte súbita.

Cesar Saravia es un bebé salvadoreño que nació con una grave condición cardíaca no operable en El Salvador. Sus padres Ramón Saravia y Meybel Claros tomaron la decisión de trasladarse al hospital Health City en Islas Caimán para practicarle una cirugía a corazón abierto que lo salvo de convertirse en hipertenso por el resto de su vida.

Cesar Saravia nació con una condición que lleva por nombre CVPAT intracardiaco (Conexión Venosa Pulmonar Anómala Total). Esta enfermedad congénita hace que el corazón no se oxigene correctamente, por lo tanto, el paciente sobrevive con menor cantidad de oxigeno  a la que su cuerpo realmente necesita. Y al mismo tiempo, corren el riesgo de convertirse en hipertensos o de sufrir de un episodio de muerte súbita.

 “Luego de que Cesar nació, su pediatra en El Salvador nos dijo que lo que tenía era muy grave. Nos dieron dos semanas para operarlo porque podía convertirse en hipertenso… Por cuestiones de costo y cercanía, Health City era la única opción viable para nosotros”. Afirma Ramón Saravia.

Con el tiempo en su contra, los padres del pequeño Cesar se trasladaron a Health City y pusieron sus esperanzas en manos del Dr. Binoy Chattuparambil, Director Clínico y Jefe del Departamento de Cirugía Cardiotorácica y Vascular en  dicho hospital.

“La condición en la que Cesar llegó a nuestro hospital era bastante grave. Tuvimos que practicarle una cirugía cardíaca pediátrica de emergencia, ya que tenía un gran riesgo de sufrir de una muerte súbita en cualquier momento”, afirmó el Dr. Binoy Chattuparambil.

Cesar Saravia llegó a la institución terciaria de Islas Caimán en los brazos de sus padres y fue atendido e intervenido de emergencia en horas de la madrugada. Su cirujano, el Dr. Binoy, practicó una exitosa operación a corazón abierto que duró aproximadamente 6 horas. Luego de salir victorioso de su intervención, el bebé Saravia pasó una semana en la unidad de cuidados intensivos con la ayuda de óxido nítrico, un tipo de gas que le permitió disminuir su presión arterial y recuperarse exitosamente.

Hoy, Cesar Saravia está de regreso en su país natal, donde podrá vivir una vida completamente normal, ya que el procedimiento que le fue practicado es definitivo y no necesitará de ninguna otra intervención cardíaca a lo largo de su vida.

Sus padres, de vuelta en El Salvador y disfrutando la dicha de ver a su hijo crecer con absoluta normalidad, expresaron su agradecimiento con el hospital que salvo la vida de su pequeño.

“Yo de verdad los admiro a todos y les estoy profundamente agradecido. Porque sentí que a ellos les importaba tanto nuestro hijo como a nosotros. Gracias a Dios esta a salvo”. Expresó Ramón Saravia.

Por: Health City Cayman Islands

 

Comentar