Avalan que restos de Monseñor Clemente Barrera sean inhumados en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Santa Ana

Avalan que restos de Monseñor Clemente Barrera sean inhumados en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Santa Ana

El religioso, originario del cantón San Marcos, municipio de Sensuntepeque (Cabañas), falleció el pasado 3 de noviembre, habiendo expresando su deseo de que al ser llamado de este mundo sus restos mortales fueran inhumados en ese templo católico.

l Pleno Legislativo autorizó inhumar los restos mortales de Monseñor Clemente Barrera Rivas, en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario, Parroquia El Palmar de la colonia El Palmar, ubicado en la ciudad y departamento de Santa Ana.

Monseñor Clemente Rivas, nacido el 23 de noviembre de 1925 en el cantón San Marcos, municipio de Sensuntepeque, departamento de Cabañas, a largo de su trayectoria y vida religiosa se destacó por el dinamismo de su trabajo; en la ciudad santaneca construyó el Seminario Juan XXIII; remodeló el templo Santa Lucía; construyó el templo parroquial San José Obrero, en El Palmar; y además, impulsó la edificación de la ermita dedicada a la Virgen de Guadalupe, en cantón Palo Campana.

El sacerdote llegó a trabajar a Santa Ana por orden de su tío, monseñor Benjamín Barrera y Reyes, el entonces obispo de Santa Ana, quien le encomendó la construcción del que ahora es el seminario San Juan XXIII, el cual edificó con donaciones y colectas.

Falleció el día 3 de noviembre del corriente año, habiendo expresado su deseo de que al ser llamado de este mundo sus restos mortales fueran inhumados en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario en la citada parroquia.

La Ley General de Cementerios, emitida mediante Decreto Legislativo No. 320 del 3 de mayo de 1973, prohíbe la inhumación de cadáveres en los templos religiosos y fuera de los lugares previamente establecidos, a menos que se cuente con criptas religiosas.

Deja un comentario