• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Aumento de las remesas familiares equilibran des balance en la economía de El Salvador

La economía salvadoreña creció 2.5% en el segundo trimestre del año

La economía salvadoreña registró una tasa de crecimiento de 2.5% durante el segundo trimestre de 2018, explicada por la expansión del consumo de los hogares, complementado por el impulso fiscal a través de la inversión y consumo público, así como la evolución de la demanda externa, informó el Banco Central de Reserva.

La dinámica productiva registrada entre abril y junio de este año reconfirma el mayor auge de la actividad económica anunciada durante el primer trimestre, por lo que se aumentó en una décima la proyección de crecimiento para 2018, situándola en una tasa esperada de 2.6%, explicó el Presidente del BCR, Dr. Óscar Cabrera.

El funcionario detalló que el consumo privado fue impulsado por indicadores como el ingreso de remesas familiares que al mes de agosto suman US$3,604.1 millones con un crecimiento de 9.5% respecto al mismo período de 2017. Por su parte, la cartera de préstamos a los hogares experimentó un crecimiento anual de 4%, similar al del año previo.

El crecimiento de 7.9% en los préstamos otorgados a las empresas, así como el aumento en las importaciones de bienes de capital (2.9% más) sustentó los procesos de inversión del sector privado durante el segundo trimestre del año. Al mes de julio, se registraron anuncios de nueva inversión privada por más de US$700 millones, principalmente en sectores de comunicación, construcción y actividades inmobiliarias. La demanda interna se favoreció por una expansión del 27.8% en la inversión pública y un aumento del consumo público del 9.1%, señaló el Dr. Cabrera.

La demanda externa de bienes aumentó 3.6% a junio de 2018, sobresaliendo el crecimiento en las exportaciones hacia Estados Unidos, Honduras y Guatemala, que superan los efectos adversos registrados en el comercio con Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Las importaciones registraron un crecimiento de 12.2% explicado principalmente por el aumento en los precios del petróleo.

El aumento de las remesas familiares recibidas, así como el superávit en la producción de servicios, fueron factores importantes que compensaron, en parte, el desequilibrio en el comercio de bienes y en el pago por el uso de factores productivos del exterior, generando durante el trimestre un déficit en la cuenta corriente de US$250.9 millones.

La tasa de inflación anual, que se mantiene como una de las menores a nivel de Latinoamérica, fue de 1.5% al mes de agosto de 2018, influenciado por los mayores precios del petróleo que se reflejaron en precios del combustible y que tuvo como contrapeso, los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Comentar