ASILOS TAMBIEN CELEBRARON A LOS ABUELITOS | Periódico EL Pais
  • WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

ASILOS TAMBIEN CELEBRARON A LOS ABUELITOS

 

 Hoy usted podría recién haber celebrado un año más (en algunos casos por primera vez), el día del padre, tal vez lo celebró en familia, con los amigos, compañeros. Seguramente las pláticas y las risas salieron a relucir a cada instante, recordando momentos vividos con sus hijos e hijas.

Sin embargo, una historia diferente se vive en uno de los hogares más reconocidos en toda la ciudad de Santa Ana, hablamos del Hogar de Ancianos Narcisa Castillo, un asilo en donde los internos han sido olvidados por sus propios hijos, hombres que dieron en sus tiempos mozos lo mejor de sí mismos para sacar adelante a sus familias en una sociedad por demás difícil de sobrellevarla.

Ahí, 58 ancianitos podrían recordar que el día del padre es una fecha importante en el calendario, un día en que la lógica manda recibir un regalo, un abrazo y un te quiero de parte de sus hijos e hijas, sin embargo, el tiempo parece detenerse, sus mentes y corazones parecen estar tan cansados como sus cuerpos para forzarlos a recordar el momento en que vieron nacer el fruto del amor consumado, el momento en que recibirían el título de “papá”.

Muchos de estos ancianos han sido entregados en este asilo y han sido olvidados, nunca más recibieron una carta, un regalo y mucho menos una visita de sus familiares, para ellos éste lugar se ha convertido en la última morada que tendrán hasta el fin de sus días.

Afortunadamente, existen muchas personas que reconocen el trabajo que estas personas realizaron durante décadas atrás y les llevaron un momento de alegría en el día del padre, hubo mariachi, un banquete especial, música y diversión para todos estos hombres (y mujeres también) que disfrutaron de un acto organizado en su honor, “muy entusiasmado, hay que corresponder los esfuerzos de la administración, el que puede bailar baila, el que no, solo mira” nos dice Raúl Gómez, interno de este asilo.

Sor Irma Henríquez, Directora del centro expresó su sentir ante el desarrollo de esta actividad, asegurando que “la verdad agradecida con Dios, porque nos permite hacer felices y compartir con cada uno de nuestros ancianitos que quizá cuando fueron jóvenes dieron mucho a nuestra sociedad” explica.

En esta actividad se involucró la alcaldía de Coatepeque, alumnos de centros educativos de Santa Ana y personas de buen corazón que quisieron llevar un grato momento a estos “Padres olvidados”, que son parte importante de la historia de nuestro país.

Deja una respuesta