• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

ARENA Y SU INCERTIDUMBRE

ARENA duda entre dos ideologías: ¿o conservador o libertario? Dilema que le puede causar la pérdida de las elecciones de 2019. La cúpula libertaria con base conservadora y con una alianza centro derecha, no augura un favorable final electoral.

La cúpula de ARENA, está imbuida de la ideología libertaria; corriente que nos viene de los Estados Unidos y, ha sido impulsada por los medios de comunicación (ver el miércoles 25, del corriente, el programa pro gay en el History Chanel), en la seguridad de que el progresismo social es tolerancia a la diversidad sexual, el aborto y a la irrestricta libertad personal, sin considerar que la sociedad salvadoreña es tradicionalmente católica o cristiana, imbuida en los valores tradicionales, inculcados por nuestra herencia hispánica.

Las creencias que sustentan la estrategia electoral de ARENA son: 1) sólo una alianza partidaria, puede derrotar al FMLN y a Nayib Bukele, 2) el progresismo puede romper el abstencionismo y ganar a la juventud, 3) una alianza partidaria con un candidato externo,  puede evitar en ARENA, más divisionismo.

En un análisis del periódico digital El Faro, se dice que la alianza partidaria es un ganar para todos los involucrados (ARENA, PDC, PCN y DS), pero  es todo lo contrario: todos perderán. Aunque la alianza es sólo electoral, únicamente asegura posiciones (a corto plazo) en la Asamblea Legislativa, pues sus  políticas  así como sus nichos electorales, son muy diferentes.

Esta alianza  ha sido  un subterfugio de  las cúpulas partidarias, para nombrar en ARENA, un candidato a la vicepresidencia, sin haber pasado por un proceso interno, que pudiese generar más divisionismo. Había treinta aspirantes areneros y, sus estructuras quedaron burladas, lo cual genera un resentimiento silencioso, en perjuicio de Carlos Calleja.

Carmen Aida Lazo, ha sido una imposición a la cúpula del PCN, aunque podrá tener la aceptación de  las cúpulas partidarias; más, por no  pertenecer a las bases del PCN,  y muy difícilmente podrá obtener su  lealtad, en un voto secreto. Y lo mismo pasará  con las bases de PDC y, Democracia Salvadoreña, que es un partido, que sólo existe formalmente, sin estructura, que depende para poder funcionar, del dinero que se le otorgue.

La división generada por la elección Calleja – Simán, ha dejado una herida muy profunda dentro del partido y, aunque una  imagen conjunta, aunado a un mensaje de unidad a las bases, podría ayudar a una reconciliación partidaria,  pero la sinergia de la división continúa, y la elección de Carmen Aida Lazo, podría  aún más, profundizar la división ya existente, pues entran factores ideológicos, imposibles de aceptar.

La fuerza del conservadurismo ha quedado demostrada con el cambio constitucional en favor de la vida (Art. 1 Cn.) y en el rechazo al matrimonio gay,  en favor de la estructura social tradicional, e ir contra esta corriente, en un período electoral, es descabellado, aunque se cuente con millones de dólares para propaganda electoral; además de ser una bandera del FMLN (demostrado por el Ministerio de Trabajo, pintando la bandera gay en una calle).Y considerar la  unidad de  los 250 mil veteranos con los 60 mil excombatientes del FMLN, es alejar a la veteranía, cambiando el sentido histórico del conflicto armado.

ARENA parece sacrificar lo más por lo menos, confiando en el poder del marketing político y el desgaste del FMLN, que sigue cometiendo errores políticos, pero que calladamente está corrigiendo sus errores, buscando su unidad.

ARENA es un partido conservador, que está en concordancia con el ser nacional y la constitución política y un cambio en su ideología, es un error electoral, que alejará a muchos de sus votantes duros, en beneficio de unos cuantos votos indecisos.

Por: Lic. Fernán Camilo Álvarez Consuegra

Comentar