• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Alemania reciclará aún más

Los alemanes son los reyes del reciclaje. Hay contenedores amarillos, azules, verdes, marrones y grises. Actualmente se recicla el 63% de la basura, pero una nueva ley dice que este porcentaje debe aumentar.

Cuando se consideran las perspectivas de futuro de un país, se toman los costes salariales como criterio de valoración. No se tiene en cuenta el coste de los materiales utilizados. Cada año se procesan en Alemania materias primas por valor de medio billón de euros. El porcentaje dentro del proceso de producción industrial en Alemania alcanza el 45%. Los salarios solo el 18%.

Katherina Reicha, secretaria de estado parlamentaria del ministerio alemán de Medio Ambiente, piensa que la eficiencia en el uso los recursos es una prioridad absoluta.  “La cuestión primordial en relación con el medioambiente, la competitividad, el bienestar e incluso el poder de un país en el siglo XXI será: ¿quién produce más y mejor a partir de materias primas escasas y caras?”, dice Reiche. Alemania quiere ofrecer la mejor respuesta a este reto.

Rescatar materias primas de la basura

El reciclaje es una de las claves. Solo el número de celulares que acaban en el fondo del contenedor de basura da una idea de los tesoros que la sociedad desecha: en los hogares alemanes hasta 100 millones de unidades al año. En una tonelada de chatarra de teléfonos móviles hay una gran concentración de oro. Un tesoro que, hasta ahora, acaba aterrizando en el contenedor gris.

A partir del 1 de junio, en Alemania entra en vigor la llamada “ley de gestión del reciclaje”. Se trata de una novedad en la legislación alemana en cuanto a reciclaje y desechos. Es significativo que la palabra “basura” no aparezca en el título de la ley. Reiche aclara que un paso hacia delante en esta cuestión sería, por ejemplo, la utilización de la basura como fuente energética. “La gestión del reciclaje debiera ser tan eficiente como para producir a gran escala materias primas de segunda generación”, dice.

Merece la pena rescatar la basura

Reciclar es un negocio lucrativo. La empresa privada Berliner Alba Group mueve anualmente alrededor de 3.200 millones de euros y cuenta con una plantilla de 9.000 trabajadores en sus alrededor de 200 filiales y empresas participantes en Alemania y otros doce países europeos, así como en Asia y EE. UU. En general, la gestión de residuos mueve en Alemania unos 50.000 millones de euros anuales.

“La denominada “Green Economy” –“Economía Verde”-, tendrá dentro de diez años tanta importancia en Alemania como la automovilística”, pronostica Eric Schweitzer, miembro de la directiva de Alba Group. “En el último año hemos reciclado siete millones de toneladas de materias primas y las hemos vuelto a poner a disposición de la industria, con lo que nuestros clientes se han ahorrado la emisión de seis millones de toneladas de CO2, un buen porcentaje de las emisiones totales en Alemania”.

Según Schweitzer, en 1995 solo se utilizaba en el país del dos al tres por ciento de materias primas recicladas. En 2011, el porcentaje era del 13%. “Y ya puede imaginarse que la cifra irá en aumento”, asegura.
Autora: Sabine Kinkartz/MS
Editora: Emilia Rojas

Comentar