• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

El 62% de los niños migrantes y refugiados de Centroamérica y El Caribe es víctima de trata

En todo el continente Americano, hay 6.3 millones de niños migrantes o refugiados.

Antes de la Cumbre del G7 UNICEF hace un llamado a la acción a los líderes del mundo para mantener seguros a los niños y niñas refugiados y migrantes.

“Mientras el mundo mira hacia la crisis de refugiados en Europa, no debemos de olvidar que en América Latina y el Caribe hay 6.3 millones de niño, niñas y adolescentes que son migrantes o refugiados”, afirmó hoy la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval justo en el marco del lanzamiento global del informe: “Ante todo son niños:  proteger a los niños en tránsitos de la violencia, el abuso y la explotación”.

La trata y la explotación, entre los muchos riesgos que enfrentan, son motivo de preocupación. El 62% de los niños y niñas migrantes y refugiados provenientes de Centroamérica y el Caribe es víctima de estos delitos en su tránsito por la ruta migratoria[1].

El Informe “Ante todo son niños” presenta una visión de los niños refugiados y migrantes, las motivaciones detrás de sus viajes y los riesgos que enfrentan en el camino. Indica, además, que el número global de niños refugiados y migrantes que viajan solos se incrementó en casi cinco veces desde 2010.

Para la Sra. Perceval, “es responsabilidad de nuestra región abordar esta realidad. Las fronteras de diferentes países se pueden estar cerrando y endureciendo, pero mientras las causas estructurales que causan la migración no se atiendan, los niños, niñas y adolescentes seguirán buscando una salida, una esperanza y su propia seguridad. Esta es una realidad que no podemos olvidar. UNICEF pide a los Estados, a los Sistemas de Justicia y a los operadores sociales que entiendan que el interés superior del niño es una prioridad inexcusable y un principio que no se puede obviar”.

Una consecuencia de esta realidad es el número de niñas y niños migrantes no acompañados detenidos a lo largo del camino. La unidad de política migratoria del Ministerio del Interior de México, reportó que en 2016 en ese país fueron detenidos, y luego devueltos, algo más de 40 mil niños y niñas provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala, de los cuales la mitad no estaban acompañados. El número de niños y niñas migrantes detenidos en México en el 2016 fue 5 veces mayor que en el 2012.

Por lo menos

100 mil niños no acompañados fueron detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México entre el 2015 y 2016

“Es necesario poner fin a la detención de niños y niñas migrantes estableciendo medidas alternativas para su cuidado, protegerlos contra la explotación y las múltiples formas de violencia a las que se ven expuestos en la ruta migratoria y no devolver a los niños y niñas y a las familias a sus países de origen si van a enfrentarse a la persecución o a un peligro de muerte”, dijo la señora Perceval.  “La mayoría de las niñas y niños que migran no están en conflicto con la Ley y por tanto no deben ser recluidos en centros de detención“, añadió.

En este contexto la oficina regional de UNICEF para América Latina y El Caribe hace la presentación hoy de un “Llamado a la Acción” en el que pide a los gobiernos de la región que se tomen medidas inmediatas y se llegue a un compromiso público y político para ayudar a proteger a todos los niños y niñas migrantes como consecuencia de la pobreza y las violencias. Antes de la Cumbre del G7 en Italia, UNICEF pide a los gobiernos que adopten los 6 puntos del “Llamado a la Acción” para proteger a los niños refugiados y migrantes y garantizar su bienestar.

  1. Proteger a los niños y niñas migrantes y refugiados contra la explotación y las violencias
  2. Que se aborden las causas estructurales que provocan que los niños y niñas abandonen sus hogares
  3. Asegurar el acceso a la educación y a la salud de todos los niños y niñas migrantes y refugiados
  4. Mantener a las familias juntas
  5. Poner fin a la detención de los niños y niñas migrantes y refugiados estableciendo medidas alternativas para su cuidado
  6. Ayudar erradicar la xenofobia y la discriminación

Para atender las necesidades de los niños y niñas migrantes y refugiados y contribuir con los gobiernos, particularmente de El Salvador, Guatemala, Honduras y México, a nivel regional,  UNICEF, entre otras múltiples acciones, apoya a los gobienos de estos cuatro países para que fortalezcan la capacidad de sus funcionarios y oficinas consulares a fin de garantizar una atención adecuada a los niños y niñas migrantes en los países de tránsito, destino y retorno.

Fuente: UNICEF

 

Comentar