• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

Celebran 25 Aniversario de la Unidad de Alemania

 

En un evento cargado de cordialidad y buen gusto, Alemania celebro en nuestro país su día nacional, con la presencia de representantes del gobierno salvadoreño, comunidad internacional, ciudadanos salvadoreños y la comunidad alemana residente en El Salvador, quienes disfrutaron de una deliciosa velada.

Aquí presentemos el mensaje  del excelentísimo señor Embajador de Alemania, Lic. Heinrich Haupt,con motivo de la Celebración del Día de la Unidad Alemana

 

Se Embajador de Alemania“En nombre de mis colegas de la Embajada de Alemania y en el mío propio les agradezco por acompañarnos en la celebración de nuestra fiesta nacional:  El 25º Aniversario de la Unidad de Alemania.

El proceso de unificación comenzó a finales del año 1989 con la caída del muro de Berlín. Culminó once meses después, el 3 de octubre de 1990 con la unificación de los dos Estados alemanes.

La fuerza motriz fueron los mismos ciudadanos de Alemania oriental:  Los manifestantes de Leipzig, Berlín-oriental y muchos otros quienes con determinación y coraje dieron la cara al todopoderoso Partido Unificado Socialista.

El pueblo estaba harto de la dictadura socialista y de su servicio secreto, la omnipotente STASI. Ya no aguantaban verse encerrado por una mortífera frontera, mientras que la oligarquía comunista gozaba de todos los privilegios del poder.

Al derribar el muro, a finales de 1989, los ciudadanos del Este tomaron su destino en sus propias manos. Aprovecharon de sus primeras elecciones libres en marzo de 1990 para optar por la unificación de su Estado con la República Federal de Alemania.

Tres meses después de sus elecciones abandonaron el deficiente sistema económico socialista de planificación y su débil moneda, formando una “unión económica, monetaria y social” pan-alemana.

 

El Tratado de Unificación entró en vigor el 3 de octubre de 1990, hace 25 años.

Sentó las bases de una Alemania unida, en convivencia pacífica con todos sus vecinos, miembro de la familia europea unida en la diversidad cultural.

Para muchos ciudadanos de la extinta Alemania oriental, los procesos de transformación fueron difíciles: Se vieron obligados a cambiar su forma de vida, perdieron la seguridad absoluta del empleo y la protección de un estado patrocinador y controlador de toda la vida humana. Pero al final vieron que la libertad trajo más satisfacción que la sumisión bajo el régimen socialista.

 

A las víctimas del ex régimen se abrieron los archivos del servicio secreto STASI, revelándoles las injusticias y difamaciones que habían sufrido durante los 40 años de la dictadura. Así se creó una transparencia – a veces penosa – entre víctimas y victimarios que sentaba las bases para una reconciliación honesta a través de la fórmula: conocer – intercambiar – disculparse – perdonar: Permitir a los hechos históricos su tiempo y su lugar.

La Alemania unida de hoy cuenta con una nueva generación que nunca conocía la dictadura, el muro y la división. Se da cuenta, sin embargo, que el proceso unificador todavía sigue en camino: Aún queda mucho por concluirse.

Al mismo tiempo es evidente que los grandes retos de la Alemania y la Europa unida de hoy son otros, tales como el aún alto nivel del desempleo juvenil, un excesivo endeudamiento, riesgos ambientales y muchos más. Sin embargo, la unión ofrece múltiples mecanismos y recursos para superar tales problemas.

 

El reto más reciente es el importante flujo migratorio de refugiados quienes buscan seguridad en Europa ante los horrores de la guerra y la persecución política en Medio Oriente. Alemania recibe alrededor de un millón de refugiados este año ofreciéndoles protección y condiciones dignas.

Tal esfuerzo extraordinario sólo es posible con la ayuda de miles y miles de voluntarios de la sociedad civil quienes – de manera espontánea e idealista – están ayudando en esta noble tarea.

En su cálida acogida de los refugiados recientes, nuestros ciudadanos parecen revivir el espíritu solidario que manifestaron en los tiempos de la caída del muro y de la unificación.

 

Hablando del empeño constructivo de la sociedad civil: Éste no se limita a Alemania y Europa: Se hace sentir también en Centroamérica, y en especial en nuestro estimado país anfitrión, El Salvador.

En las relaciones entre El Salvador y Alemania también son los ciudadanos quienes juegan un papel primordial en áreas clave como son la educación, la cultura, la cooperación al desarrollo, el comercio y la inversión; he aquí algunos ejemplos:

 

  1. a) La “Escuela Alemana de San Salvador” se fundó hace 50 años. Fue una iniciativa de unos miembros visionarios de la comunidad alemana-salvadoreña quienes crearon un centro educativo de calidad que hoy cuenta con unos mil estudiantes. Es nuestro puente cultural más importante que une miles de jóvenes alemanes y salvadoreños, incentiva tres idiomas, ciencias y nuevas tecnologías además de la interacción cultural y deportiva. Felicitamos a la alumna Ana Sofía Schulz Rodríguez, quién durante la Olimpíada Iberoamericana de Física el pasado septiembre lograra la medalla de bronce.

En suma: La Escuela Alemana de San Salvador es una obra maestra de la sociedad civil. En su aniversario de oro, sus fundadores, promotores e integrantes se merecen nuestra admiración, FELICIDADES y mejores deseos por el futuro.

b) Otro importante puente es el “Foro Cultural Salvadoreño-Alemán”, igualmente promovido por un destacado grupo de ciudadanos dedicados, casi todos salvadoreños. Con incansable energía, fantasía e idealismo, y con pocos recursos, organizan múltiples actividades culturales, muchas de ellas en apoyo de los numerosos talentos salvadoreños.

En honor a los aniversarios de la Unidad Alemana y de la Escuela Alemana están ofreciendo una gran gama de eventos culturales bajo el lema de “Octubre Cultural Alemán 2015” a la cual todos Uds. y sus amigos son cordialmente invitados.

  1. c) En el ámbito de la cooperación al desarrollo la sociedad civil salvadoreña actúa, entre otros, a través de los comités municipales de prevención de la violenciaquienes – en sintonía con la cooperación técnica alemana, GIZ – hacen un excelente trabajo.

Con su exitoso empeño – sin colores partidarios – demuestran que la seguridad sostenible se construye desde abajo. Se merecen todo el apoyo – tanto político como financiero – de parte de las autoridades centrales y la comunidad internacional.

 

  1. d) En el área de la inversión y el comercio es evidente que no es el Estado,  sino únicamente la empresa privada que tiene la vocación y la capacidad de crear los millones de empleos sostenibles y formales que se necesitan para asegurar una vida digna a los salvadoreños. La Cámara Alemana-Salvadoreña de Comercio e Industriahace grandes esfuerzos promoviendo el comercio mutuo y la inversión privada.

============

Cabe destacar que los esfuerzos de la sociedad civil sólo pueden tener éxito cuando el Estado promueve un marco fuerte de seguridad jurídica, de respeto hacia la institucionalidad democrática y los derechos ciudadanos.

 

En países democráticos como los nuestros es tarea del Estado de asegurar a las fuerzas constructivas de la sociedad un máximo margen de acción.

Esto incluye la obligación del Estado de:

 

  • Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes

 

  • Combatir la corrupción y la impunidad en todos los niveles

 

  • Hacer buen uso de los recursos del pueblo – que son sagrados según aseguró un destacado personaje político – y priorizar su uso según las necesidades más urgentes como actualmente son la seguridad ciudadana, educación y salud.

 

  • Facilitar las actividades económicas y comerciales de este pueblo salvadoreño tan laborioso y emprendedor, reduciendo la excesiva tramitología y los pesados obstáculos fronterizos.

 

El potencial de El Salvador es impresionante:

 

  • Tiene una Constitución política moderna que asegura el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho con clara separación de poderes

 

  • Por primera vez en su historia tiene una Sala de lo Constitucional independiente y profesional que hace valer la voluntad del soberano, del mismo pueblo, colocándola encima de los intereses partidarios;

 

  • Una justicia fuerte y profesional – como se manifiesta en la impresionante labor de la Sala – presenta una sólida base tanto para la inversión privada como la cooperación al desarrollo.

 

  • El Salvador tiene partidos políticos fuertes que – a través del Pacto de Ataco y del proceso interpartidario – parecen acatar el clamor del votante de tratar en conjunto los problemas urgentes del país como es la seguridad ciudadana – un tema doloroso de vida y muerte que nunca debería prestarse a manejos políticos: ni por parte de la izquierda, ni de la derecha, ni de los populistas;

 

  • Dentro de poco se elegirá un Fiscal General de la República quien, según las normas establecidas por la Sala, debe ser independiente, profesional e inmune contra intereses partidarios;

 

Cabe destacar que una manera para combatir la impunidad y la corrupción es con asesoría internacional: En Guatemala, la CICIG ha hecho un excelente trabajo con apoyo de Alemania y muchos otros países amigos. Seguimos con interés la viva discusión de los salvadoreños sobre una posible CICIES.

 

  • La Asamblea está debatiendo anteproyectos de leyes modernos, como la ley de la función pública, cuya adopción aseguraría la creación de un servicio público profesional, independiente de corrientes políticos, y la ley de probidad que exigirá más transparencia patrimonial por parte de la clase política;

 

  • En este contexto quisiera destacar la excelente labor del nuevo “Instituto de Acceso a la Información Pública” que está desempeñando un papel clave en la transparencia relativa al sector público. Y lo hace con apoyo internacional – una buena inversión en la democracia y la confianza del pueblo en el Estado.

 

  • El país tiene prestigiosas universidades y academias, así como tanques de pensamiento e investigación de alta calidad y de renombre internacional; también tiene una gran gama de medios de comunicación profesionales que continúan operando en un clima de respeto de las libertades de investigación, opinión y difusión.

 

  • Y, evidentemente, este país se destaca de una sociedad civil activa, con ideas claras, idealismo, humanismo, optimismo y emprendedurismo ejemplar. El futuro de la Patria.

En conclusión:

Aprovechemos el enorme potencial que tienen nuestros dos países, y en particular sus sociedades civiles. Esta energía positiva, en conjunto con la excelente cooperación de nuestros gobiernos a todos los niveles, asegurará que nuestra amistad se fortalezca cada día más.

Les invito a levantar sus copas y a brindar conmigo en pro del bienestar de nuestros pueblos y

por la amistad entre Alemania y El Salvador, Europa y América Central.

Muchas gracias. —

Comentar