• WhatsApp Image 2017-05-08 at 5.18.35 PM
  • LaMartinizing
  • van
  • whatsapp_image_20170131_at_4.46.59_pm

21 conductores fueron detenidos durante control antidoping

A pesar que las autoridades de tránsito terrestre han realizado diferentes campañas de concientización para persuadir a los conductores sobre evitar ingerir bebidas alcohólicas al momento de manejar un automotor, los altos índices de accidentes viales, dan a conocer que una de las principales causas es el alcohol en la sangre, por lo que el Viceministerio de Transporte región Occidental, continúa realizando controles antidoping, para detectar cualquier motorista que ponga en riesgo su vida y la de sus acompañantes.

En horas de la noche de sábado y parte de la madrugada del día domingo, la Policía Nacional Civil de la División de Tránsito Terrestre, en coordinación con el Viceministerio de Transporte, ejecutaron un mega operativo de antidoping nocturno, cero Alcohol, cero tolerancia, en tres puntos claves de la ciudad de Santa Ana.

El primero de estos, fue ubicado en la calle Aldea San Antonio y 31 Calle Poniente, el segundo en la zona de la universidad UNICAES y el último en la entrada de la ciudad, sector de Metrocentro sobre el Bulevar Nicolás Salume.

Realizando 585 pruebas de alcohol, de las cuales se tuvieron como resultado la detención de 21 conductores peligrosos, entre los cuales se detuvieron dos personas del sexo femenino.

La primera fue identificada como: Aracely Salazar con 297 grados de alcohol y la segunda de nombre Rita Guerra con 214 grados de alcohol en la sangre; además cuatro motociclistas.

Entre los grados más elevados de alcohol están: de 488 grados de nombre Josué Alas y el señor Ernesto Velásquez, con 481 grados.

Los controles vehiculares se realizan en diferentes puntos de la ciudad, en diferentes horarios, para descartar que los conductores se alerten sobre las acciones que se ejecutan para reducir los accidentes vehiculares que en muchas ocasiones cobran la vida de terceros, dejando luto en las familias salvadoreñas.

Por: Victoria Cabrera

 

 

 

 

Comentar